Menú Buscar
Rosario Flores y otros famosos y anónimos se suman a la campaña #ElTatuajeQueMasDuele / TWITTER

Las redes sociales salen en defensa de los gitanos

El colectivo, de 700.000 personas en España, denuncia dos discriminaciones diarias y logra en 48 horas 45 millones de adhesiones

21.11.2016 00:00 h.
4 min

Al enemigo por donde vino. Aplicando este proverbio, propio del juego de cartas, las organizaciones gitanas han lanzado con éxito en las redes sociales una campaña (#ElTatuajeQueMásDuele) en la que lograron en dos días el apoyo de más de 45 millones de personas.

La protagonista resume que se ha sentido discriminada “por el mero hecho de ser gitana” con ejemplos: “Cuando voy al supermercado, los guardias de seguridad me siguen. Cuando voy en el metro, la gente me mira como si fuera a robarle…”.

A pesar de las adhesiones y el apoyo de destacadas figuras y personaldidades, no hay día del año en que este colectivo, al que pertenecen 700.000 españoles, no denuncie dos muestras de antigitanismo, sobre todo en las redes sociales y en los medios de comunicación. En la mayoría de los casos, con total impunidad.

Prejuicios y discriminación

“Son las que más duelen, junto a prejuicios cotidianos arraigados como ‘no me integro porque no quiero’, ‘siempre seré un ladrón’, ‘soy una lacra social’ o ‘no soy de fiar’”, asegura Isidro Rodríguez, director de la Fundación del Secretariado Gitano.

La organización ha documentado en una década más de 1.500 denuncias de casos reales de discriminación, con nombres y apellidos. De ellos, 348 en los dos últimos años, según la memoria anual. No obstante, Rodríguez advierte de que son la punta del iceberg porque la comunidad gitana “muchas veces no es consciente de la discriminación que sufre; lo asume y no denuncia”.

La directora de Igualdad de la Fundación, Sara Giménez, explica que la discriminación se produce en aspectos tan habituales como “alquilar una vivienda, entrar en un local de ocio o acceder a un empleo”. Por no hablar de letreros y chistes de juzgado de guardia hasta en tertulias radiotelevisivas.

Medios y miedos

La Unión Romaní, que preside el histórico exeurodiputado Juan de Dios Ramírez Heredia, ha detectado que un 20% de los 2.433 textos publicados en 2015 en medios de comunicación en soporte papel y digital son “negativos”. En el caso de las portadas, el porcentaje se eleva al 34%. No obstante, el estudio constata que el 61% de los escritos son neutrales y el 19% favorables.

Al emplear términos como “clan” para referirse a las familias gitanas se contribuye a la “discriminación y el rechazo” de ciertas personas hacia el colectivo, apuntan los autores. También cuando se habla de “reyertas” en lugar de simples peleas.

“La situación está más o menos como el año anterior”, comentó en Salamanca Ramírez , especialmente preocupado por los brotes racistas y xenófobos que están sucediendo en varios países del mundo y que también afectan al colectivo. Y por las políticas anunciadas en EEUU tras la llegada de Donald Trump o en el Reino Unido tras el Brexit. “Dan miedo”, sentenció.

El todavía líder de la etnia gitana sigue denunciado que el colectivo ocupan en España el “último lugar en el disfrute de los bienes sociales” y advierte de que no habrá mejoras para los gitanos si estos “no ganan la batalla en los medios de comunicación”.