Menú Buscar
Bebé que ¿tendrá recuerdos? / PIXABAY

¿Se pueden tener recuerdos anteriores a los cuatro años de edad?

Algunas corrientes psicológicas sostienen que los niños son incapaces de retener recuerdos de sus primeros tres años de edad por sí mismos

3 min

¿Alguna vez te has parado a pensar en el primer recuerdo que tienes de tu vida? ¿Quizá de la época en la que todavía eras un bebé? Muchas personas aseguran tener memoria de este tipo de recuerdos. Sin embargo, la ciencia dice que no son más que un producto de nuestra imaginación. 

Se trata realmente de un fenómeno psicológico que recibe el nombre de amnesia infantil, un proceso que ha sido protagonista de innumerables debates en la rama de esta ciencia. Básicamente, sostiene que el cerebro de los seres humanos menores de tres años están incapacitados para generar cualquier tipo de recuerdo.

El olvido

Sin embargo, la Teoría de la Memoria Pasta llevada a cabo por la doctora Patricia Bauer de la Universidad Emory sostiene una creencia muy diferente.

Y es que, si bien comparten que es prácticamente imposible guardar recuerdos relativos a los tres primeros años de vida de las personas, la causa según esta teoría no sería la incapacidad del cerebro para generarlos, sino que caen en el olvido.

Imagen digital de stock de un cerebro / PIXABAY

Imagen digital de stock de un cerebro / PIXABAY

Teoría de la Memoria Pasta

Para desarrolar esta teoría, la doctora Bauer entrevistó a más de un centenar de niños junto a sus padres. Efectivamente, guardaban recuerdos de edades muy tempranas. No obstante, éstos se iban desvaneciendo rápidamente conforme pasaba el tiempo. La razón: la falta de contexto

Y es que muchos recuerdos que guardamos las personas en nuestra memoria son posibles gracias a que somos capaces de retenerlos por medio de la contextualización de datos. Para explicar esta teoría, Bauer compara la memoria con un colador de pasta.

El colador

Los recuerdos prematuros son pequeños y logran colarse por los agujeros del colador muy fácilmente. Sin embargo, el añadido de datos que contextualizan estas vivencias añaden ingredientes a esta pasta, de forma que se hace más gruesa y sólida y, por lo tanto, no se cuelan entre los agujeros del colador. 

Asimismo, su estudio revela también la importancia de los padres en este proceso, ya que en muchos casos son ellos los encargados de contextualizar los recuerdos tempranos de sus hijos, de forma que evitan que se diluyan.