Menú Buscar
Imagen de un niño en riesgo de exclusión con un familiar / CG

Los recortes de la Generalitat en pobreza condenan a 20 niños a la tutela pública

La Consejería de Asuntos Sociales "optimiza" el presupuesto de integración familiar y torpedea un proyecto de inclusión

19.12.2016 00:00 h.
3 min

Los recortes de la Generalitat de Cataluña en pobreza infantil condenarán a 20 niños a la tutela. La Consejería de Asuntos Sociales, que comanda Dolors Bassa (ERC), ha "optimizado" el presupuesto que dedica a la Fundación Acción Social Infancia (Fasi), que maneja 11 casas de acogida por todo el territorio. El hachazo de Bassa significará que cada unidad de apoyo perderá capacidad, de diez a ocho niños. Veintidós menores resultarán afectados.

"La fundación apenas tiene capacidad de movimiento. La Dirección General de Atención a la Infancia y Adolescencia (Dgaia) busca optimizar la dotación presupuestaria. Argumenta que las casas no operan al 100% de la capacidad", explican fuentes internas de la Fasi.

"Eso no es así -- agrega la misma fuente--, las casas oscilan entre un 80% y un 100% de ocupación. Aunque se abran otras en el futuro, como insiste la Dgaia que hará, si baja el presupuesto se perderá músculo para atender a los menores y por ende la capacidad de reintegrarlos en sus familias".

Antes de la tutela

Desde la Fundación se recuerda que el proyecto Cases d'Infants es pionero en el territorio. "Más que un programa social, es el último paso para que menores en riesgo de quedar bajo tutela de la Dgaia vuelvan con sus familias".

"Se trabaja con los niños y niñas --continúa el profesional--, con sus padres y con especialistas para reconstituir el núcleo familiar. Se evita que se desintegren las familias y que los menores queden bajo tutela de la Generalitat".

En 2015, Cases d'Infants atendió a 204 casos límite, con un porcentaje de casi el 70% reintegración en el hogar familiar, según reza el informe anual de la entidad.

Presión a Bassa

La Fundación Fasi rechaza ser la responsable de la modificación presupuestaria, que cifran en un máximo del 20%. "Viene directamente de la Generalitat. Las peticiones de los trabajadores son también nuestras demandas", argumenta una fuente cercana.

El viernes, la entidad y el personal volvieron a negociar para encontrar una salida a la imposición de Asuntos Sociales. "Creemos que se llegará a una entente, ya que ninguna de las dos partes quiere levantarse de la mesa. Esperamos que se pueda mantener a todo el personal y no hacer despidos".