Menú Buscar
Una foto de archivo de los Servicios Sociales de Barcelona / Ayuntamiento de Barcelona

Récord histórico de los Servicios Sociales de Barcelona en visitas y usuarios

El Instituto Municipal de Servicios Sociales atiende a más de 81.000 personas, una subida del 9,9% en los dos últimos años

4 min

El Instituto Municipal de Servicios Sociales (IMSS) del Ayuntamiento de Barcelona ha finalizado el 2017 con las cifras de atención más altas de su historia. En concreto, durante el año pasado atendieron a 81.638 personas en alguno de los 40 Centros de Servicios Sociales que hay en la ciudad, lo que supone un 9,9% más que en 2015.

En paralelo, el número de visitas también marcó un nuevo máximo, con 193.386, según ha informado el consistorio. Las cifras dejan entrever dos realidades diferentes: por un lado, que "la recuperación de la situación económica general está lejos de repercutir en todas las familias por igual y, por otra, que los Servicios Sociales municipales son cada vez más conocidos por la ciudadanía, que los visitan en muchas ocasiones para pedir información" afirma el Ayuntamiento en un comunicado.

Reducción de los tiempos de espera

Así pues, alegría contenida entre los comunes, que ven cómo la desigualdad sigue estando presente entre los barceloneses, una situación difícil de revertir en tan sólo un mandato.

A todas estas, el consistorio saca pecho de los resultados de los servicios municipales, que han logrado un descenso considerable de los tiempos de espera para la primera visita, que a finales del año 2015 marcaba uno de los peores datos, con 31,27 días de espera. El equipo de Ada Colau se fijó reducirlo a 25 días en 2017, por debajo de los casi 27 días que se registraban al acabar en 2016. Y lo cierto es que han conseguido bajarlo a los 21 días en enero de 2018.

Incremento del presupuesto

Para ello, el presupuesto del Instituto Municipal de Servicios Sociales se ha incrementado en un 62% en los últimos años, al pasar de 95,32 millones de euros a los 154,47 millones actuales. También se ha aumentado el número de trabajadores, que ha incorporado a 66 trabajadores en la plantilla desde 2014.

En cuánto a la actividad del IMSS, desde el Ayuntamiento destacan el Programa Làbora, que el año pasado consiguió cerrar un total de 2.362 contrato de inserción laboral de personas en situación de vulnerabilidad, lo cual representa un incremento del 20%.

Bajo el paraguas del IMSS también se destinaron un total de 9,47 millones de euros a ayudas económicas de inclusión y se ha expandido el Servicio de Ayuda a domicilio (SAD), hasta el récord de atender 24.122 personas, para el que se le destinaron 75 millones de euros.

El Instituto municipal más grande

Tras la integración de la Dirección de Intervención Social (SEIS) y de la Dirección de Urgencias y Emergencias Sociales, el IMSS pasará a convertirse en el instituto municipal más grande del Ayuntamiento en presupuesto y en volumen de servicios prestados. El nuevo IMSS pasará a tener 992 trabajadores, gestionará 150 equipamientos y tendrá un presupuesto de 250 millones de euros. La compactación se ha realizado para "potenciar la vinculación con el territorio", aportar "una visión global y una actuación cada vez más eficaz y continua" de estos servicios, según el comunicado del Ayuntamiento.