Menú Buscar
Mutilación genital femenina / EFE

Reconstruyen el clítoris a 97 víctimas de ablación

El perfil es de jóvenes de origen africano, nacidas en España, o que residen aquí desde su infancia o adolescencia

05.02.2019 12:46 h. Actualizado: 05.02.2019 12:50 h.
3 min

La Fundación Dexeus Mujer ha reconstruido el clítoris a 97 víctimas de mutilación genital desde su puesta en marcha en 2007. Un servicio que ofrece de manera gratuita a mujeres inmigrantes que han sufrido una ablación en su país de origen y que residen en España.

El Dr. Pere Barri lidera este programa de reconstrucción. Una iniciativa pionera en nuestro país que ha contribuido a visibilizar esta problemática y que ayuda a muchas mujeres. La intervención, que dura menos de una hora, tiene como objetivo la restitución del clítoris y otros órganos afectados, así como la recuperación de la sensibilidad.

Reconstrucción

“En nuestro centro les ofrecemos una visita de apoyo psicológico antes y después de la intervención” explica el Dr. Barri, “Además, muchas de ellas son muy jóvenes, la media de edad es de 27 años”, añade.

Estas intervenciones suponen un gran paso para restituir la confianza de las víctimas de esta mutilación, que hasta el momento se ha vivido también como un tabú, ya que es una práctica que forma parte de la tradición de algunos países africanos. De hecho, la mayoría de mujeres que la han sufrido admiten que es un proceso muy traumático.

70.000 mujeres

En España hay 70.000 mujeres que han sido víctimas de mutilación genital femenina --según los datos recogidos en el mapa de ablaciones que elabora la Fundación Wassu-UAB--. De esta cifra, el 25% son menores de 14 años y una tercera parte residen en Cataluña.

También la mayoría de víctimas que ha intervenido la Fundación Dexeus reside en territorio catalán –64 de las 97--. Por países, un 25% han nacido en España, un 22% son originarias del Senegal, un 11% de Mali y un 10% de Gambia.

Víctimas

En la actualidad, más de 200 millones de mujeres y niñas han sido víctimas de ablación en África, Oriente Medio y Asia, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).El 6 de febrero se celebra el Día Internacional de Tolerancia Cero contra la Mutilación Genital Femenina (MGF).

Esta práctica puede provocar, además de dolor intenso, inflamación de los tejidos, hemorragias graves e infecciones, además de trastornos psicológicos. A largo plazo, también puede causar problemas de fertilidad.