Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Basuras en las calles de Vilanova i la Geltrú este mes de octubre / CG

Vilanova va directa a una huelga de recogida de basuras para Carnaval

Los trabajadores de la empresa concesionaria del 'puerta a puerta' prevén una paralización del servicio licitado por el Ayuntamiento, que ha causado “caos” y polémica entre los vecinos

4 min

El servicio de recogida de basuras puerta a puerta de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) desemboca en una huelga de los trabajadores. Los tambores de parón parcial en el municipio se prevén para Carnaval, aunque también se baraja como fecha el 11 de febrero, a la espera del comité de empresa de este jueves, según explican fuentes conocedoras del asunto a este medio.

El caos de este nuevo modelo de recolección de desechos urbanos vuelve a crear polémica entre los residentes en el municipio, como ya lo ha hecho durante el último año en el barrio de Sant Andreu de Barcelona. “La basura sigue acumulándose en la ciudad con el nuevo método de recogida impuesto por el Ayuntamiento”, han explicado fuentes cercanas al caso.

Huelga y apoyo vecinal

Los trabajadores de Valoriza, la empresa concesionaria del servicio, prevén la convocatoria de una huelga. El objetivo de esta protesta es negociar el convenio laboral que venció en diciembre y solicitar el reconocimiento por parte de la compañía de los “derechos laborales” que los empleados consideran “lesionados” por la nueva licitación del Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú.

Las carencias en la recogida de basuras de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) / CG
Las carencias en la recogida de basuras de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) / CG

En este sentido, los trabajadores contarían con el apoyo de los ciudadanos del municipio. De las 17 asociaciones de vecinos de Vilanova, un total de 14 han recriminado tanto a la empresa como al consistorio liderado por Olga Arnau (ERC) su “forma de actuar en materia de basuras y movilidad que está llevando a la ciudad a un caos total”.

Paralizar la licitación

En toda esta polémica, que se saldará, previsiblemente, con una huelga a principio de mes o para Carnaval, la oposición en el consistorio, encabezada por el PSC, ha pedido reiteradamente retrasar el método del puerta a puerta. Los socialistas han señalado en varias ocasiones que el sistema ha sido aplicado “sin consenso laboral ni social”.

Una de las problemáticas, además de las desavenencias laborales, que desde hace meses arrastra el puerta a puerta de Vilanova, es la cantidad de basura que se acumula en las calles y que muchos vecinos han denunciado como una falta de organización y aplicación de un modelo fallido. Por ello, el consistorio vilanovino, quien “impuso” el nuevo sistema de recogida de basuras en el municipio, multó la semana pasada a Valoriza con 67.000 euros por incumplimientos.

Imagen de una bolsa de basura marcada como 'incorrecta' en Sant Andreu / CG
Imagen de una bolsa de basura marcada como 'incorrecta' en Sant Andreu / CG

Los vecinos culpan al Ayuntamiento, los trabajadores se sienten huérfanos entre empresa y consistorio y la basura se acumula en las calles de la capital del Garraf. Este es el escenario que con los tambores de huelga transmiten las fuentes del territorio sobre el nuevo modelo de puerta a puerta, que se aplicó a imagen y semejanza del sistema ideado por Eloi Badia (comuns) en el barrio barcelonés de Sant Andreu.