Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Enfermeros atienden a un paciente con coronavirus / EFE

Reclaman la incorporación de 15.500 enfermeros por el "déficit estructural" de las plantillas

El sindicato Satse rechaza "parches temporales" que impiden ofrecer una atención con plena seguridad y calidad asistencial

3 min

Las plantillas de enfermeros sufren "déficit esctructural" desde hace "muchos años". Por ello, el sindicato Saste reclama la incorporación de 15.500 profesionales en el conjunto del país, ya que la pandemia del coronavirus ha constatado la merma de sanitarios en Atención Primaria, necesiarios para dar una "buena respuesta" ante la emergencia actual.

Y es que, tal y como ha comentado la organización, los centros de primaria llevan "años sufriendo un preocupante déficit" en recursos humanos y materiales, lo que ha provocado que hayan tenido que enfrentarse a la actual crisis sanitaria "sin las suficientes y necesarias enfermeras", y afirma que, ahora que se quiere focalizar la desescalada en este nivel asistencial, resulta "prioritario" incrementar las plantillas.

"Parches temporales"

No obstante, Satse ha demandado a las diferentes administraciones sanitarias que vayan "más allá" de la actual coyuntura y que, en lugar de limitarse, una vez más, a poner "parches temporales", mejoren este nivel asistencial de cara a futuro con la incorporación estable del número suficiente y necesario de enfermeros.

De esta forma, apunta, se acabaría con la actual situación en la que estos profesionales tienen una población asignada de hasta 1.900 personas para cada uno de ellos, lo que "impide ofrecer una atención con plena seguridad y calidad asistencial".

Iniciativa Legislativa Popular

A juicio de Satse, lo "correcto" para garantizar la seguridad del paciente desde los centros de salud es que ningún enfermero tuviese asignado más de 1.100 personas. En este sentido, ha recordado que está pendiente de debate en el Congreso de los Diputados la proposición de Ley de Seguridad del Paciente, que fue impulsada por Satse a través de una Iniciativa Legislativa Popular, con el objetivo de asegurar, tanto en Atención Primaria como Especializada, un número máximo de pacientes por cada enfermera.

De esta forma, prosigue, España se acercaría a la media de Europa de cerca de nueve enfermeras por 1.000 habitantes, en lugar de cinco profesionales por 1.000 habitantes, como actualmente ocurre en el conjunto de los centros sanitarios de nuestro país.