Menú Buscar
El logo de Reclamasalud y un equipo de cirujanos en el quirófano, uno de los reclamadores médicos exprés / FOTOMONTAJE CG

Nacen los reclamadores de errores médicos exprés

Reclamasalud exporta a la sanidad la tendencia de plataformas para recuperar derechos en otros sectores

3 min

Nacen los reclamadores de errores médicos exprés. Reclamasalud ha exportado a la salud la tendencia de la aparición de plataformas para recuperar derechos perdidos en otros sectores. En un campo copado por abogados, los especialistas dan la bienvenida a "más oferta" y piden "comparar" para lograr el mejor asesoramiento.

La plataforma digital ha nacido de un portal anterior especializado en lidiar con la mala praxis en el sector de la odontología. "Con el expertise de dos años trabajando en este campo, hemos ampliado la oferta y ya ofrecemos cobertura en 39 disciplinas", ha explicado Camino Arregui, consejera delegada de la enseña.

¿Qué ofrece la iniciativa que otros bufetes de abogados no tuvieran? "Acompañamiento durante todo el proceso. Un equipo con experiencia en medicina. Una prevaluación gratuita para cerciorarse de si hay caso. Ello, en otros casos, se tiene que pagar, y es muy caro: va de 700 euros a 6.000 euros", ha agregado la directiva.

300 casos al año

Tras ese primer examen, Reclamasalud estudia la "viabilidad positiva" de la queja y elabora el proyecto de reclamación de cuantía. "Todo el proceso está coordinado y corre a cargo nuestro, salvo si se precisan adelantos por un proceso judicial", ha explicado la ejecutiva.

Para montar el andamiaje legal del caso —que acaba casi siempre en acuerdo extrajudicial con la aseguradora de los facultativos—, el web trabaja con 27 peritos y 12 bufetes de letrados.

¿Da todo ello resultado? "A final de año esperamos haber gestionado unos 300 casos con un alto porcentaje positivo. En 2018, el plan es llegar a los 2.000 expedientes. No descartamos abrir una nueva ronda de financiación", ha admitido Arregui.

"Que la gente compare"

La llegada de Reclamasalud al mercado da un giro a un sector tradicionalmente dominado por las asociaciones y los bufetes de abogados. Una de ellas, el Defensor del Paciente, ha recordado que "cuanta más oferta, mejor".

José Aznar, letrado del Verdún, despacho que apoya a la entidad, ha subrayado que "lo ideal es que la gente no se deje sorprender por grandes oficinas con moquetas o páginas de internet trabajadas. Lo que es importante es la experiencia y la solvencia".

Desde el Defensor subrayan que los pacientes o familiares de enfermos que han sufrido presuntas malas prácticas médicas "cada vez comparan más, sobre todo si son menores de 45 años".