Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mirador de les Dones / EP

Girona recupera el mirador de la calle de les Dones

El emplazamiento permanecía cerrado por unas obras que tenían como objetivo reparar algunos desperfectos ocasionados en el antiguo edificio de los Maristas

3 min

El mirador de la calle de les Dones es uno de los más buscados tanto por los habitantes de Girona como por los turistas que recorren la ciudad, pues sus privilegiadas vistas son un regalo para quienes pasean por la zona. Sin embargo, en las últimas semanas este ha sido un mirador cerrado por seguridad debido a ciertos desprendimientos. Ahora, el ayuntamiento ha anunciado su reapertura, un evento que los vecinos esperaban con impaciencia.

Debido a su orografía, la ciudad de Girona cuenta con un buen número de miradores. Estos, que se concentran sobre todo en su zona histórica y en los alrededores, sirven como lugar de descanso para los propios vecinos.

De privado a público

Las plazas en las que se encuentran los miradores suelen ser lugares muy frecuentados por todos los habitantes, ya que ofrecen el espacio perfecto para disfrutar del incomparable marco monumental de la ciudad.

De todos ellos, el de la calle de les Dones es uno de los más conocidos. Este espacio fue privado hasta no hace tanto, ya que se encontraba dentro de las dependencias que los Maristas tenían en Girona. Es más, uno de los edificios de la congregación religiosa sigue ubicado en las inmediaciones del mirador, y en él se han producido los acontecimientos que llevaron a su cierre.

El cierre del mirador

Que el de la calle de les Dones se convirtiera en un mirador cerrado en Girona es algo que los vecinos podían adelantar desde hace tiempo. El motivo es el mal estado de conservación de muchos de los edificios de la plaza, especialmente del antiguo espacio que ocupaban los Maristas.

El pasado 11 de junio fue cuando saltaron todas las alarmas. Los vecinos avisaron a las autoridades de un desprendimiento de piedras en el citado edificio, por lo que los responsables de seguridad civil no pudieron tomar otra decisión que la de cerrar toda la plaza por seguridad.

Pero el cierre no fue meramente preventivo. El Ayuntamiento de Girona comenzó en el acto unas obras destinadas a rehabilitar y asegurar la fachada del edificio que había provocado el problema con el fin de recuperar este mirador. Reabrió el 11 de agosto.

Una reapertura incompleta

No obstante, los vecinos de la zona no van a recuperar por ahora la plaza al completo. Las obras aún no han terminado, pero, tras cambiar la disposición de algunas vallas, tanto la plaza como el mirador ya están abiertos al público.

Las autoridades no han dado una fecha definitiva de finalización para todas obras proyectadas. Incluso hay quien piensa que estas se alargarán algún tiempo debido a que el edificio situado al otro lado de la plaza ha sido escenario de derrumbes en las últimas semanas. No obstante, en este inmueble todavía no se ha realizado ninguna intervención.