Menú Buscar
Imagen de la zona de piscina del Real Club de Polo de Barcelona / CG

Brote de coronavirus en el Real Club de Polo de Barcelona

El club deportivo de los ricos catalanes, golpeado por la pandemia, tiene que cerrar parte de su operativa por el patógeno

4 min

Golpe al club deportivo de los ricos catalanes. El Real Club de Polo de Barcelona ha encajado un brote de coronavirus que le ha obligado a interrumpir parte de su operativa. Cuatro trabajadores del centenario equipamiento privado --abierto desde 1897-- se han contagiado con el virus SARS-CoV-2.

Según ha avanzado Tot Barcelona, el brote de coronavirus se ha detectado en los centros de recreo de verano para niños. Al menos tres empleados de este servicio, dos monitores de pádel y un monitor de colonias, son positivos. El brote se ha extendido a otros emplazamientos del club, como los bufés y el bar de la piscina, donde un cocinero también dio positivo en el test PCR. Ante ello, el Real Club de Polo ha suspendido las actividades de verano para niños y ha cerrado dos restaurantes y el quiosco de bebidas de la zona de aguas.

Cerrado "por precaución"

Al parecer, la dirección de la centenaria institución, situada en el extremo sur de la avenida Diagonal, ha decidido cancelar las actividades de ocio para menores de edad ante el hecho de que el comportamiento de los niños es "imprevisible" y es complicado mantener la distancia de seguridad. Por ello, "como medida de precaución y para estar más tranquilos", el Polo ha suspendido las actividades de verano.

brote real club polo
Vista aérea del Real Club de Polo de Barcelona / CG

¿Cuándo se volverá a la normalidad? Por el momento, la gerencia del club que preside Curro Espinós de Pascual desde 2016 ha ordenado hacer test a toda su plantilla. Es esta ronda de PCR la que ha aflorado el positivo de un cocinero, lo que eleva a cuatro los contagios. Por ello, las instalaciones retomarán la normalidad "si la situación evoluciona favorablemente". Por el momento y para que "todo el mundo se quede tranquilo", el Polo ha cancelado sus actividades de estío.

Refugio de la élite catalana

El brote de coronavirus en el Real Club de Polo supone un mazazo a uno de los campus deportivos de ocio de la élite catalana. Las coquetas instalaciones ubicadas en la zona noble de la Ciudad Condal reúnen a un abanico de famosos, desde empresarios como el hotelero José María Trenor Lowenstein al prestigioso penalista Emilio Zegrí. Ambos son parte de la junta. Entre los socios hay nombres como la propia Pilar Rahola, escritora y tertuliana. También ha sido visto jugando al tenis --el Polo presume de tener la única pista de hierba en zona urbana de Barcelona-- al expresidente catalán Artur Mas.

Éstos y otros usuarios tendrán ahora que extremar las precauciones. El brote del Polo coincide con rebrotes del virus SARS-CoV-2 en Lleida. De hecho, la comarca del Segrià presenta un perimetraje sanitario por parte de los Mossos d'Esquadra. En Barcelona también han crecido los positivos, algo que se atribuye a la nueva normalidad y al mayor número de pruebas PCR que hacen las autoridades sanitarias.