Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Varias tabletas o turrones de distintos chocolates / PEXELS

Los mejores turrones de chocolate crujiente de 2020

El equipo de Crónica Global ha probado diferentes tipos y marcas de este dulce típico de Navidad para comprobar cuáles son los mejores del mercado

1 min

Aunque, a veces, fruto de la publicidad y de que está en todos los supermercados, cuando se piensa en un turrón de chocolate crujiente suele venir una marca en especial a la mente, la verdad es que las grandes turroneras y otras firmas ofrecen este dulce típico de Navidad.

Por eso, el equipo de Crónica Global ha querido hacer una cata, en la que han participado diferentes paladares, para elaborar un ranking de los mejores turrones de chocolate crujiente de este raro 2020. Porque en un año como el vivido, qué mejor que endulzarlo con un buen turrón.

Turrón de chocolate crujiente Vicens
1/11

Turrón de chocolate crujiente Vicens

Este turrón se corona como uno de los mejores del año y motivos no le faltan. Viene con una capa compuesta por trozos de almendra y avellana caramelizados y una cobertura de chocolate con leche. Más del 36%, como mínimo, de este turrón está compuesto por cacao, un porcentaje bastante alto si se compara con el de otros turones del mercado y eso se nota en el sabor, ya que no es tan dulzón como otros. Además, el cereal crujiente de dentro cubre el 20% del total y eso se nota, ya que está muy bien repartido. Tiene algo de brillo, importante en los turrones, y el chocolate combina a la perfección con el crujiente del arroz inflado y el de los frutos secos. Además, es más duro que otros turrones de chocolate y no se hace blando con facilidad, ni se derrite entre los dedos. No obstante, su buen sabor tiene un precio. Cuesta casi 8 euros. 

 

Turrón El Almendro
2/11

Turrón El Almendro

El Almendro es una conocida marca española especializada en la elaboración de turrones. Por eso, no sorprende que su versión de chocolate crujiente esté en el top 3 de este ranking. Su destacable posición en la lista tiene que ver con la buena proporción de sus ingredientes principales: el cacao (25%) y el arroz inflado (8%). Cada mordisco tiene una cantidad equilibrada chocolate y crujiente. Además, su sabor no resulta especialmente dulce ni empalagoso. Asimismo, tiene una buena consistencia y un grosor correcto. Su relación calidad-precio es buena --cuesta en torno a 3 euros--. Sin embargo, sí contiene grasa vegetal de palma, un aspecto que, seguramente, no guste a todos los comensales. 

La nueva receta de 1880
3/11

La nueva receta de 1880

El turrón de chocolate crujiente de 1880, del grupo Almendra y Miel, es de notable. Está compuesto en un 75% de chocolate con leche, con cerca de un 30% de cacao, y un 10% de arroz inflado. Eso sí, cuenta nada más y nada menos que con 48 gramos de azúcar por cada 100 gramos, cuando una tableta pesa unos 250 gramos. Tiene algo de brillo y su dureza es normal. Cuenta, también, con una buena proporción de chocolate y arroz inflado, de manera que encuentras ese crujiente que tiene, aunque sin exceso, en cada bocado. Cuesta unos cuatro euros y sacia bastante. 

Turrón de Nestlé
4/11

Turrón de Nestlé

Esta opción de Nestlé está a medio camino entre una tableta de chocolate y un turrón al uso. El exterior está recubierto con una capa de chocolate con leche muy suave y nada empalagosa. Su interior, bastante suave, incluye cereal tostado (12%). Es más grueso que otras versiones, como el de Antiu Xixona, pero no tanto como los turrones más clásicos. La textura general es bastante blanda, ya que la capa superior de chocolate es fina y la mezcla interior es como una pasta. Sacia y es bastante dulce, con más de 40 gramos de azúcar por cada 100. La unidad contiene 190 gramos y, según el etiquetado, no contiene aceite de palma. 

Un clásico: Suchard
5/11

Un clásico: Suchard

El Suchard es uno de los turrones más populares de chocolate crujiente. Sin lugar a dudas triunfa entre los más pequeños, pero también entre los más grandes. Su marcado sabor a chocolate con leche y su textura blanda y crujiente --debido al arroz inflado-- engatusa a muchos paladares, sin embargo, su dulzor resulta un tanto excesivo y puede llegar a empalagar. La variante que introduce almendras es interesante y contrarresta un poco con la versión más clásica y tradicional, aunque con un par de trozos sigue siendo suficiente. El turrón de Suchard está a medio camino entre ser duro y blando, aunque la balanza se equilibra más hacia esta última opción. Sólo incluye un 9% de arroz inflado, aunque está bastante repartido y cuenta con 50 gramos de azúcar por cada 100 gramos de producto. 

 

Lacasa
6/11

Lacasa

El praliné que incorpora este turrón de chocolate consigue una textura agradable en el paladar, aunque hace que sea un puntito menos crujiente que otras opciones.  En cuanto al sabor, en conjunto es intenso, aunque quizá se excede de dulce. De hecho, contiene 48,1 gramos de azúcar por cada 100 gramos de turrón. Además, la cantidad de arroz inflado se limita al 10%, con un 12%, como mínimo --aunque no se especifica el máximo--, de cacao. Pero, a su favor, no cuenta con el aceite de palma entre sus ingredientes y eso se agradece.   

AntiuXixona
7/11

AntiuXixona

Lo primero que destaca de este turrón es que recuerda bastante a una tableta de chocolate, pero con un relleno crujiente. No tiene el grosor de otros turrones y es bastante dulce, ya que contiene 55 gramos de azúcar por 100 gramos de producto. Este turrón es muy crujiente, pero no es exageradamente duro. Seguro que gusta a los más golosos y a los fanáticos del chocolate, pero para otros puede resultar un tanto pesado y contiene aceite vegetal de palma. 

La versión de El Corte Inglés
8/11

La versión de El Corte Inglés

Algunos podrían confundir este turrón --en un cata a ciegas-- con el de Suchard por su textura y dulzor. Tiene un aspecto muy clásico, con unas líneas finas divisorias y brilla un poco. Es algo blando y se deshace con facilidad en la boca. Es dulzón --46 gramos de azúcar por cada 100 gramos-- y tiene bastante más chocolate que arroz inflado. Sin embargo, de este turrón destaca que los trozos de arroz inflado son más grandes que en otras versiones que suelen tener tamaños más pequeños. Es crujiente, pero sin exceso y sacia bastante

Turrón de Hacendado (Mercadona)
9/11

Turrón de Hacendado (Mercadona)

El hecho de que este turrón esté tan abajo de la lista corresponde a la poco acertada proporción de chocolate y arroz inflado de su receta. De hecho, a simple vista, se observa que tiene una capa superior sólo de chocolate y que el arroz se encuentra más abajo. En cada mordisco se tiene la sensación de descompensación. Además, su textura es un poco rugosa, está dividido en barras y rayado en la superficie. No brilla demasiado y, en comparación con otros turrones, también tiene un grosor excesivo y es muy empalagoso. Sin embargo, su precio es muy económico (un euro), es apto para los intolerantes al gluten y no incorpora aceite de palma en su receta. 

Turrón de Carrefour
10/11

Turrón de Carrefour

La intensidad del chocolate con leche en este turrón deja bastante que desear. Sin embargo, puede ser una buena opción para aquellos a los que no les guste un dulzor excesivo, a pesar de tener 51 gramos de azúcar por cada 100 gramos de producto. Además, cabe destacar que no contiene aceite de palma y tampoco gluten.  El equilibrio entre el arroz inflado y el chocolate es adecuado y logra un buen punto crujiente con un sabor contenido, pero correcto.  

El Lobo
11/11

El Lobo

Este turrón de 150 gramos del grupo de Almendra y Miel, como el de 1880, comparado con algunos de sus hermanos de grupo queda en peor lugar. Las razones son varias. Su aspecto, por ejemplo, es diferente, dividido en tablillas, que recuerda más a un Kit Kat que a un turrón. Tiene poco brillo y es bastante blando. De hecho, demasiado. Su nivel de dulzura es alto, dad los 44 gramos de azúcares que contiene por cada 100 de producto y la proporción de chocolate con leche y arroz inflado podría ser mejor, ya que hay mucho del primero y poco del segundo.

Destacadas en Vida