Menú Buscar
El mosaico de Miró, donde terminó el recorrido la furgoneta que atentó el jueves en las Ramblas, se puede ver este sábado repleto de muestras de apoyo a las víctimas / EFE

Las Ramblas, la calle de la solidaridad

El escenario del atentado terrorista de Barcelona congrega a miles de personas que rinden homenaje a las víctimas con flores y velas

3 min

Dos días después del atentado terrorista que atemorizó Las Ramblas de Barcelona y tuvo su réplica por la noche en la localidad de Cambrils (Tarragona), el centro de la capital catalana se ha convertido en un lugar de culto. Un espacio que ahora rinde homenaje a las 14 víctimas mortales y acoge las múltiples muestras de solidaridad espontánea.

En el inicio de la concurrida avenida, donde una furgoneta conducida por los yihadistas arrolló a los viandantes, los ciudadanos han puesto centenares de velas, flores y peluches como muestra de su tristeza.

Gran afluencia de visitantes en Las Ramblas de Barcelona, escenario del atentado / EFE

Gran afluencia de visitantes en Las Ramblas de Barcelona, escenario del atentado / EFE

Entre rostros tristes, centenares de barceloneses y turistas aportan su granito de arena a un acto que también rechaza la violencia.

Carteles con escritos como “Junts. Diferents. Pau” (Juntos. Diferentes. Paz) están junto a otros en árabe. Un grupo de asociaciones musulmanas han reivindicado en este lugar que el terrorismo no tiene cabida en su religión. Poco después, los taxistas de la ciudad se acercaban hasta la vía y hacían sonar sus cláxones. Su particular homenaje.

Otro homenaje con flores y velas en la fuente de Canaletas / CG

Abrazos gratis

Otro movimiento muy llamativo ha sido el de varias personas que ofrecían abrazos gratis a los transeúntes de Las Ramblas.

Por turnos y con un cartel con el título “Free Hugs” (abrazos), los participantes han abrazado a las personas que se acercaban, muchas entre lágrimas debido a la conmoción que aún podía sentirse en el ambiente.

Dos chicas se abrazan en Las Ramblas de Barcelona / CG

Escritos en el suelo

Las baldosas de Las Ramblas, miles de firmas y mensajes de fortaleza pintados con tizas de colores. Un añadido al mural de Joan Miró en el suelo del centro de Barcelona donde la furgoneta terminó el trágico recorrido.

Frases como “Barcelona be strong” (Barcelona, sé fuerte), “Amor y Paz” y la mención a las ciudades de donde provenían las víctimas y las que han sufrido antes por ataques yihadistas. Una frase se repite: “No tinc por” (No tengo miedo), el lema que se reivindica ante el ataque.

Ante la desolación de una ciudad, solidaridad y esperanza.

Palabras de dolor y recordatorio a las víctimas del atentado en las baldosas de Las Ramblas / CG

Destacadas en Vida