Menú Buscar
Una exposición de electrodomésticos / EP

Estos son los electrodomésticos que emiten más radiación

Los especialistas consultados recuerdan que no es tan importante la potencia de la onda como el tiempo de exposición

10.09.2019 00:00 h.
6 min

En pleno siglo XXI resulta misión imposible encontrar una casa sin electrodomésticos, o dar con una persona sin reloj, teléfono móvil u otros aparatos o accesorios. Estamos conectados, ya sea a la corriente o a internet, si no a ambas a la vez. En el mejor de los casos, los dispositivos funcionan con pilas. Y todo ello emite radiaciones que absorbe el cuerpo. Ondas artificiales a las que no estamos acostumbrados, al contrario de lo que ocurre, por ejemplo, con las que nos llegan en forma de luz solar. En Europa, el nivel máximo de inducción magnética aconsejado para el público es de 100 microteslas, pero en el hogar hay herramientas que irradian más. Es el caso del taladro y del aspirador.

Un estudio de la Oficina Alemana para la Protección contra la Radiación anota la inducción magnética de distintos electrodomésticos estando éstos a tres centímetros de distancia del cuerpo. Y hay sorpresa. El taladro, con 400 microteslas (cuatro veces por encima de lo recomendado), y el aspirador, con 200 (el doble de lo sugerido), rompen todas las barreras, aunque los especialistas consultados no dan importancia a estas cifras. Porque es necesario apuntar que la exposición del consumidor aumenta en proporción a la cercanía, y que el uso por cortos periodos minimiza sus efectos en la salud.

Infografía: Los electrodomésticos con mayor radiación | Statista

Cuidado con las radiaciones en el dormitorio

El experto en geobiología y radiaciones del hábitat Joan Carles López explica a Crónica Global que el taladro “apenas se usa, como el minipimer”. Esta herramienta “es lo que menos preocupa”, dice Carles Surià, geobiólogo y experto en bioconstrucción y mediciones de contaminación electromagnética y contaminación del aire. Este último añade que “la exposición es más importante que la radiación en sí”. Por ello, desliza que la zona de la casa más peligrosa es el dormitorio, donde pasamos unas ocho horas diarias durante 365 días. Y no toda la radiación puede venir de tus aparatos; también los del vecino, si están muy cerca, te afectan.

El experto en bioconstrucción detalla que el radiodespertador es una fuente de campos magnéticos alternos y campos electromagnéticos, por lo que recomienda uno que funcione con pilas (que tiene un “campo magnético continuo, como el de la Tierra, y menor radiación”). También el vigilabebés irradia, con el “agravante” de que la corteza cerebral del pequeño es permeable; sugiere separar al máximo el aparato del infante. Por no hablar de la posibilidad de que detrás de la cabecera haya una instalación eléctrica defectuosa, o de que tu habitación dé a la cocina del vecino y tengas una nevera en la cabeza. O un router con el wifi abierto. Ni hablar de tener cerca el teléfono móvil (salvo si es en modo avión), dice López.

Así te afectan las radiaciones de los electrodomésticos

¿Cómo te afectan las radiaciones? “Cada uno tiene un límite diferente”, razona Surià, quien explica que “estudios científicos hay miles”: desde los que relacionan radiaciones con esterilidad, dolores de cabeza y problemas en el embarazo hasta los que no encuentran evidencias –“hay mucho dinero en juego”, apostilla–. Y dificultan el sueño. Por ello, recomienda “precaución” y “distancia”. López, por su parte, afirma que los campos electromagnéticos provocan insomnio, sensación de cansancio después de dormir, agresividad, apatía y taquicardias.

Del resto de la lista de la oficina alemana destaca la radiación del ordenador, de apenas 0,5 microteslas, mientras que el microondas registra 73 (con un alcance de 12 metros) y funciona una media de 26 minutos diarios. En cualquier caso, López declara que los campos magnéticos son una radiación de difícil prevención. Además, llevamos los aparatos muy pegados al cuerpo, caso del móvil o el reloj inteligente. Y avisa: “Las smart cities y el internet de las cosas (IoT)” aumentarán por cinco y por diez las radiaciones actuales. Porque radiaciones hay de muchos tipos y, dentro de las electromagnéticas (las que transportan energía de un punto a otro), también están los rayos X, microondas, infrarrojos y ondas de radio.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información