Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jordi, el profesor que escribió un mensaje racista contra el primer bebé catalán del 2022

Un profesor rezuma racismo contra el primer bebé de Cataluña del 2022: "No es catalán"

Este declarado separatista borra el mensaje horas después y pide disculpas por tan "desafortunado" tuit

3 min

A las 00.00 del 1 de enero del 2022 nació Alexa, el primer bebé llegado al mundo en Cataluña en este nuevo año. Y lo que debía ser motivo de júbilo y felicitación para todos no lo fue para Jordi, un profesor separatista que estalló contra la pequeña por sus raíces: "No es catalán". El tuitero borró el mensaje horas después y pidió disculpas.

Jordi escribió primero que, "un año más y para seguir con la tradición", el "primer 'catalán' del año no es catalán". "Y también como cada año irá el conseller de turno a llevarle el ramito de flores (y preguntar si tienen la paguita al corriente) en una conversación en castellano. Esto es can pixa. ¿Quién nos pagará la jubilación?", vomitó.

Mensaje racista contra el primer bebé catalán del año
Mensaje racista contra el primer bebé catalán del año

"Racista"

Horas después, el tuitero rectificó y borró el mensaje racista, justificando que lo había escrito "a toda prisa". "Cuando he visto el revuelo y me he dado cuenta de que ha sido desafortunado, lo he borrado en seguida. Lamento el revuelo y querría disculparme", expresó.

Su disculpa, no obstante, también ha generado todo tipo de reacciones, desde quien le llama "pagafantas" hasta el que califica a los "convergentes" de "racistas". "A ser un racista ahora se le llama desafortunado" y "todo el mundo tiene derecho a equivocarse" son otras de las respuestas que le han dejado.

La disculpa al tuit racista
La disculpa al tuit racista

Alumnos "inmigrantes, de padres marroquíes en el paro"

Al margen del tuit contra Alexa, el profesor también escribió que el 90% de los alumnos de las escuelas públicas catalanas son "inmigrantes, mayoría marroquí, padres que la mayoría ni te entienden en catalán y en el paro y todos subvencionados por la Gene. Y no paran de parir".

No obstante, son habituales los mensajes de este tipo en su Twitter. Por ejemplo, se molestó por el hecho de que un dependiente de los supermercados Bon Preu respondiera en castellano a un cliente que se le dirigió en esa lengua.