Menú Buscar
Un cartel en contra de la violencia de género / EFE

Doce meses de cárcel por maltratar durante quince años a su pareja

El agresor tendrá que indemnizar con 3.000 euros a la mujer por daños psicológicos y 200 euros por lesiones durante durante la relación

03.01.2019 14:17 h.
3 min

El juzgado de lo Penal número 1 de Almería ha condenado a un año de prisión a un hombre que maltrató, física y psicológicamente, durante quince años a su pareja. De hecho, incluso llegó a instalar un localizador en el coche de la mujer y a intervenir su teléfono móvil.

La sentencia, a la que ha podido acceder Efe, ha sido dictada por conformidad y recoge que el acusado estuvo unido a la víctima más de diez años. Los trámites de separación se iniciaron en 2016. Hasta entonces, el matrimonio estuvo viviendo con los dos hijos que tienen en común en el mismo domicilio.

La ropa y el móvil

El juez que ha dictado la sentencia señala que el agresor ha ejercido “sistemáticamente violencia  física y psíquica contra su mujer, teniendo una actitud controladora”. Además, habría insultado a su pareja durante a lo largo de la relación sentimental de forma habitual con expresiones como “no vales para nada, no sirves para el hogar”. En algunos casos, llegó incluso a amenazarla con matarla.

Registrar el móvil de la víctima para saber quién y cuándo habían llamado era otra conducta habitual dentro del matrimonio. De hecho, el control llegó hasta el punto de que el hombre instaló un localizador en el vehículo de la mujer para seguir sus pasos.

La escena de infidelidad

Una de las escenas más significativas que se recogen en la sentencia ocurrió el 6 de octubre de 2016. La víctima descubrió a su marido subiendo en el coche a otra mujer. Tras ser recriminado por la víctima, la agredió en plena vía pública provocándole diferentes lesiones.

Como consecuencia de este maltrato continuado, el magistrado sostiene que la víctima presenta “baja autoestima” y estrés postraumático “como consecuencia de un proceso de violencia de género

La sentencia

El agresor ha sido condenado un año de prisión por un delito de maltratos habituales. Además, le prohíbe acercarse a menos de 200 metros a la víctima durante tres años y a comunicarse con ella por cualquier medio durante otros cinco años.

Además, al hombre se le han impuesto 60 días de trabajo para la comunidad. Asimismo, tendrá que pagar a la su expareja una indemnización de 3.000 euros por daños psicológicos y otra de 600 euros por lesiones.