Menú Buscar
Impartición de una clase en una universidad / PX

La queja de una alumna con Asperger reabre el debate sobre la educación inclusiva

CCOO denuncia "total y absoluta" falta de recursos porque la prórroga presupuestaria impide llevar a término el decreto que la Generalitat aprobó en 2017

06.09.2019 00:00 h.
6 min

Helena M. Alonso comenzará el grado de Filología en la Universidad de Barcelona (UB) en los próximos días. A principios de semana explicó, a través de las redes sociales, que había solicitado una adaptación al centro, porque tiene síndrome de Asperger, y que éste se la había denegado. Desde la facultad han explicado a Crónica Global que el incidente fue un malentendido, ya que la futura alumna solicitó una visita guiada individual a un docente, quien le informó que éstas no se realizaban.

La queja de Helena en redes sociales / TWITTER
La queja de Helena en redes sociales / TWITTER

Fue este miércoles cuando, después del revuelo suscitado, la madre de la joven se puso en contacto con el área de inclusión del Servicio de Atención al Estudiante, desde el que se ponen a disposición a la afectada, ya que, explican, “algunas personas con este síndrome pueden presentar dificultades para orientarse”.  Pero la queja de Helena ha reabierto el debate sobre la educación inclusiva.  

Área de inclusión

Las universidades públicas catalanas cuentan con servicios similares al de la UB, donde dos técnicos velan por la inclusión de los alumnos con necesidades educativas especiales (NEE).  Uno de ellos, Jordi Molina, explica que durante el último año, 726 personas con discapacidad han cursado allí sus estudios así como otras 187 que, sin este certificado --en su mayoría con dislexia y Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDHA)--, pueden presentar dificultades académicas.

Pero a nivel escolar todavía queda mucho camino por recorrer. Ya que, aunque el Govern aprobó un decreto de escuela inclusiva en octubre de 2017, que preveía la inversión de 142 millones en los próximos cuatro años, el texto, que recoge la obligación de garantizar la atención a los alumnos con necesidades específicas en centros ordinarios, ha quedado sobre el papel. Manuel Pulido, secretario general de Educación de CCOO, critica que “con los presupuestos de la Generalitat prorrogados desde 2017, es absolutamente imposible llevarlo a cabo”, y denuncia las dificultades con las que se encuentran los docentes por la “total y absoluta” falta de recursos.

Niños en una clase de primaria / PX
Niños en una clase de primaria / PX

Alumnos con necesidades médicas

Desde la Confederación de Asperger en España, José Antonio Perales señala que las personas con este síndrome pueden presentar necesidades en el área de la comunicación. “En el ámbito educativo, de cara a la realización de pruebas, es muy importante que la información sea literal y se eviten formulaciones simbólicas o muy abstractas”, explica, ya que tienen dificultades frente a las dobles interpretaciones, y necesitan que las palabras sean directas y precisas. Motivo por el que requieren de un poco más de tiempo que el resto del alumnado para realizar los exámenes.

“Entendemos que las universidades, de manera funcional, tienen la capacidad de poder hacer estas adaptaciones, ya que no implican ningún tipo de inversión”, subraya Perales. El problema llega cuando los estudiantes sí necesitan atenciones que suponen algún tipo de gasto.

Escuelas sin atención sanitaria

Es el caso de aquellos que necesitan la presencia de un sanitario en el centro. “Tenemos un grave problema en Cataluña, porque aquí no hay enfermerías en los centros educativos --sí en los de educación especial--, como sí tiene Madrid”, lamentan desde CCOO. Una situación que lleva a los trabajadores, “normalmente los que se encuentran en situación más precaria”, apunta Pulido, “a suplir las carencias con su esfuerzo y mejor voluntad”.

Subvención de la Generalitat para la escuela concentrada / GENCAT
Subvención de la Generalitat para la escuela concentrada / GENCAT

Desde FaPaCfederación que integran más de 2.300 AMPAs de Cataluña, denuncian la falta de profesionales especializados para atender las necesidades educativas especiales, mientras que el Departamento que dirige Josep Bargalló concede una subvención para la contratación de este tipo de personal en la concertada, donde, señalan, hay muy pocos alumnos con estas necesidades.

Más dificultades de adaptación en secundaria

Desde la Confederación de Asperger explican que es más habitual que los problemas de adaptación aparezcan en etapas como la secundaria, aunque celebran que “poco a poco” se están solventando. “La ley recoge esos derechos, y si el centro no quiere colaborar siempre se puede recurrir a la inspección educativa, aunque nosotros siempre intentamos agotar la vía del diálogo, ya que muchas veces las dificultades vienen por ignorancia y desconocimiento”, cuenta Perales.