Menú Buscar
Parada de metro de Barcelona de la línea 5 / TMB

Así queda la oferta de Metro, Renfe y Ferrocarrils en Barcelona

Los transportes públicos reducen su frecuencia por el estado de alarma y la cuarentena

3 min

La reducción del pasaje de los transportes públicos de hasta el 90% debido a la pandemia de coronavirus ha propiciado que haya nuevos ajustes esta semana, aunque el Metro de Barcelona tendrá una oferta global de entre el 57 y el 60%, y Cercanías de Renfe, del 66%.

La dirección general de Comunicación, Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat ha informado de que el nivel de pasaje se ha reducido en la mayoría de modos de transporte hasta el 90%, lo que "permite conservar la oferta de entre el 33 y el 67%, consiguiendo respetar el tercio de la ocupación máxima decretada para mantener la distancia de seguridad entre pasajeros".

En el caso del Metro de Barcelona, como la semana pasada, habrá entre un 57 y un 60% de la oferta global, aunque "variable en hora punta/hora valle", mientras que los autobuses ofrecerán entre un 40 y un 45% del servicio.

Renfe reduce la tercera parte

Cercanías de Renfe tendrá un 66% de la oferta habitual de un día laborable, aunque con alguna alteración, puesto que a partir de este lunes se refuerza la línea R2.

Los días laborables, en hora punta, los convoyes de esta línea saldrán de Sant Vicenç de Calders a las 5:18 horas y de Barcelona Estació de França, a las 6:42 horas; y nuevamente de Sant Vicenç de Calders a las 6.31 horas y de Barcelona Estació de França, a las 7:51 horas.

También habrá cambios de inicio de la línea R3: el primer convoy saldrá de Vic a las 6:41 horas y de L’Hospitalet a las 8:13, puesto que empezará su recorrido en Ripoll, sin paradas en La Farga de Bebié ni en Borgonyà.

Ferrocarrils y tranvía

En la línea Llobregat-Anoia de Ferrocarrils de la Generalitat, a partir de este lunes habrá un mantenimiento del servicio de fin de semana (33% de la oferta), con refuerzo en horas punta para garantizar una ocupación de un tercio de la capacidad máxima de los vehículos.

En la línea Barcelona-Vallès, a partir del miércoles, 1 de abril, el servicio será equiparable al de los domingos, con refuerzo en las franjas horarias de más afluencia y habrá una reducción del servicio de la L7, que ya se ha hecho en fin de semana (Av.Tibidabo-Gràcia) hasta el retorno a la normalidad.

El TRAM tendrá el 60% de la oferta de un día laborable y el autobús metropolitano AMB, el bus interurbano DGTM y el interurbano AMTU, se moverán entre el 33 y el 60% de la oferta habitual ante la baja demanda, incluso con algunas líneas suprimidas.