Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agentes de la Guardia Urbana, como los que el lunes detuvieron a un hombre que cometió una infracción vial y descubrieron que había quebrantado una orden de alejamiento / EUROPA PRESS

Quebranta una orden de alejamiento y lo descubren por una infracción de tráfico

La Guardia Urbana le dio el alto cuando circulaba en bicicleta por una acera del barrio del Raval, en lugar de por el carril bici

1 min

La Guardia Urbana de Barcelona (GUB) le dio el alto ayer, lunes, a un hombre que circulaba en bicicleta por una acera del barrio del Raval –en lugar de por el carril bici— y lo detuvo después de comprobar que se estaba saltando una orden de alejamiento.

Los agentes de la GUB le dieron el alto después de descubrir al hombre circulando con una bici sobre la acera, algo que está prohibido en la ciudad de Barcelona. Por eso, le ordenaron que se detuviera y lo identificaron para multarlo por dicha infracción.

A menos de 40 metros de la víctima

La policía local comprobó que sobre este hombre pesaba una orden de alejamiento de 500 metros de una mujer que vivía a apenas 40 metros del lugar en el que se produjeron los hechos. Los agentes procedieron a su detención por quebrantar dicha orden judicial.