Menú Buscar
La entrada del polémico edificio Venus, situado en La Mina / CG

Puigdemont se compromete a visitar el edificio Venus de La Mina

El ‘president’ se reúne con Paqui, la vecina que le arrinconó en TV3, y asegura que habrá más encuentros

3 min

El president irá a La Mina. Al menos, ese es el compromiso que ha adquirido con las entidades con las que se reunió este miércoles en el Palau de la Generalitat. Entre ellas se encontraba Paqui, la vecina que le arrinconó en el programa Jo pregunto, de TV3, en el que 12 ciudadanos transmitieron sus preocupaciones a Carles Puigdemont.

Dos días antes de la emisión en directo del programa, Paqui recibió una llamada de la Generalitat que la invitaba a reunirse con él para que pudiera expresarle sus preocupaciones sobre el barrio. Un encuentro que ha definido como “cordial”.

Condiciones infrahumanas

“Vi al presidente muy predispuesto”, ha explicado Paqui a Crónica Global. “Se comprometió a venir a La Mina, pero también quiere que nosotros sigamos yendo al Palau a reunirnos. Quiere cercanía”, añade. De momento, según cuenta la vecina del barrio barcelonés de Sant Adrià de Besòs, el presidente catalán está buscando un hueco en la agenda para visitar el polémico edificio Venus.

Se trata de un bloque en el que unas 300 familias viven en condiciones infrahumanas: algunos de los techos se han derrumbado; las escaleras de emergencia están podridas; las paredes se caen a trozos; las tuberías están en mal estado; los ascensores, en malas condiciones, se estropean continuamente, y el agua se filtra en las viviendas cuando llueve, entre otros.

“Me volvió a repetir que no era una cuestión de dinero. Yo le volví a decir que sí lo fue”, relata Paqui, que confía en que el presidente cumpla su palabra de ver la situación de estas familias y del barrio entero. “No solo es Venus, es La Mina en general. Las calles están levantadas, está todo abandonado”.

Reuniones futuras

Los vecinos de la zona pudieron trasladar a Puigdemont otras cuestiones que les preocupan como son el alto índice de paro en sus barrios, además de otros aspectos como la educación o la situación urbanística actual.

Paqui mantiene la misma visión sobre el president. “Como ya te dije, me parece un bonachón. El problema es que, como le he dicho a él: ‘Ahora estás aquí, pero igual el año que viene ya no. En La Mina, el trabajo tiene que ser continuo y vosotros os vais y se queda olvidada'”.

El siguiente paso se dará en marzo, cuando se reúnan con el vicepresidente del consorcio, Francesc Iglesias. “Me alegrará que tomen una decisión como Dios manda --finaliza Paqui-- y que la gente viva con dignidad. Pobre, pero con dignidad”.