Menú Buscar
Pelea previa al crimen del Puerto Olímpico, donde murió Sara Ben Omar en la coctelería Smar en 2019 / CG

Imputados seis policías en el caso del crimen del Puerto Olímpico

La juez que instruye el procedimiento por la muerte a navajazos de Sara Ben Omar investiga a los agentes de Sant Adrià por la difusión de fotos de los presuntos autores

5 min

Media docena de agentes están imputados en el caso de la muerte de Sara Ben Omar en un bar musical del Puerto Olímpico en septiembre de 2019. La juez que instruye el procedimiento ha citado como investigados a seis policías municipales de Sant Adrià de Besòs (Barcelona) por difundir imágenes de los dos presuntos autores de la muerte de la joven de 26 años mientras se les buscaba. También ha acudido a declarar en calidad de acusado el dueño del pub Smar, donde se produjo la reyerta mortal en la que la joven de El Vendrell (Tarragona) perdió la vida.

Según han explicado fuentes cercanas al caso, los funcionarios han desfilado ya ante la juez de la sala de Instrucción número 14 de Barcelona, que dirige el procedimiento penal en torno al presunto homicidio de Sara en el local de ocio nocturno. La magistrada les habría citado porque durante la operación de búsqueda de Antonio y Lolo, autores del navajazo mortal a la joven, los efectivos policiales compartieron las imágenes del fugado por canales policiales. Ello torpedeó la investigación de los Mossos y podría constituir un delito de revelación de secretos. Será la juez quien determine si la actitud de los agentes merece reproche penal.

El propietario, también

En paralelo a los guardias urbanos de Sant Adrià, la juez del caso habría citado en calidad de investigado al dueño del pub Smar, donde murió la joven la madrugada del 4 septiembre de 2019. En este caso, la titular de la sala de Primera Instancia quiere saber por qué y cómo se filtró el vídeo en el que se ve la discusión entre Antonio, Lolo y Sara, en la que ésta acabaría mortalmente apuñalada.

crimen puerto olimpico apunalamiento
Pub nocturno Smar del Puerto Olímpico de Barcelona, donde murió apuñalada Sara Ben Omar el 4 de septiembre / EFE

La grabación de las cámaras de seguridad trascendió también a la luz pública a los pocos días del fallecimiento de la joven sin que se revelara la fuente que la emitió. Lo factual es que las terribles imágenes, que muestran el apuñalamiento de Sara, sí, pero también del vigilante de seguridad de Smar y la huida de Antonio y su cómplice, Manuel, Lolo o Loliyo, se difundieron cuando ambos estaban fugados.

Uno se entrega y el otro se suicida

La huida de Antonio y Lolo duraría algunas semanas. El 12 de septiembre se entregó a la policía este último, pues los Mossos d'Esquadra ya sabían que él no era el autor material de la puñalada mortal en el pecho a Sara y la agresión también con arma blanca al portero de Smar, que encajó un navajazo en la barriga. La juez del caso decretó prisión provisional para el joven pese a su papel secundario en la agresión.

Mientras, Antonio siguió fugado. El joven de 26 años permaneció en paradero desconocido hasta el 27 de septiembre, cuando la policía catalana le localizó en una vivienda de la calle Cáceres del barrio de Sant Roc de Badalona (Barcelona). Los agentes montaron un dispositivo para capturarle, un despliegue que incluyó a la Brigada Móvil, los antidisturbios. El buscado, no obstante, se quitó la vida con una arma de fuego antes de que los agentes accedieran a la vivienda en la que se escondía. Los investigadores le consideraban, además de autor material del apuñalamiento de Sara Ben Omar, mentor de Lolo, el otro participante en la pelea mortal y que permanece en prisión.