Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vida

Los pueblos catalanes en riesgo de desaparecer perdieron otro 2% de vecinos en el año del Covid-19

Los 34 municipios que en 2020 terminaron con 100 habitantes o menos restaron 54 personas desde 2019

7 min

Cataluña se encamina a los ocho millones de habitantes en la próxima década, pero este crecimiento estimado no tiene por qué repercutir en todos los municipios. Hoy por hoy, la comunidad tiene 34 pueblos con 100 habitantes o menos; es decir, están en serio riesgo de desaparecer. Y la pandemia del Covid-19 les ha hecho un flaco favor. Estos lugares perdieron en 2020 otro 2% de su población, la mayoría por el elevado número de fallecimientos y la baja natalidad. Del mismo modo, como explicó este medio, las grandes ciudades –que concentran el 71% de los catalanes– retrocedieron el 0,7%, aunque, en conjunto, la autonomía ganó algunos vecinos. No muchos.

Las variaciones en el listado de municipios catalanes con escasos vecinos son mínimas desde hace años. En la última actualización del Institut d’Estadística de Catalunya (Idescat) –datos de 1 de enero del 2021– salen de esta relación Conesa y Palau de Santa Eulàlia, que vuelven a superar el centenar de personas, y entra en ella Josa i Tuixén (100). El dato positivo es que se reduce en uno el número de pueblos con elevado riesgo de dejar de existir en comparación con 2019, pero, en conjunto, esas 34 localidades, que suman 2.456 vecinos, perdieron 54 en el año de la pandemia. Un 2%. De ellos, 31 son atribuibles a decesos (registraron 37 muertes y solo seis nacimientos). 

La Cataluña vacía

Aun así, otra manera de verlo, menos apocalíptica, es que han menguado en cinco unidades los poblados catalanes con menos de 500 vecinos (ahora son 332), y los 486 municipios por debajo de 1.000 censados han sumado unos 3.000 habitantes (195.524) durante la pandemia. No está todo perdido en la Cataluña vacía.

Los municipios de Cataluña con menos vecinos
Pueblo Hab. 1/1/21 Hab. 1/1/20 Variación (%) Índice de masculinidad (%) Índice de envejecimiento (%) Tasa de crecimiento natural (%)
Gisclareny
Berguedà, Barcelona
27 26 3,85 200 350 0
Sant Jaume de Frontanyà
Berguedà, Barcelona
28 30 -6,67 154,5 366,6 -3,7
Febró, la
Baix Camp, Tarragona
41 40 2,5 156,25 1.200 -2,43
Senan
Conca de Barberà, Tarragona
42 44 -4,55 200 240 -2,38
Cava
Alt Urgell, Lleida
46 45 2,22 228,57 533,3 -2,17
Fígols
Berguedà, Barcelona
46 43 6,98 142,1 400 -6,52
Forès
Conca de Barberà, Tarragona
48 43 11,63 128,57 950 -2,08
Quar, la
Berguedà, Barcelona
51 49 4,08 121,73 228,57 -1,96
Savallà del Comtat
Conca de Barberà, Tarragona
53 53 0 103.84 1.900 -3,77
Cabanabona
Noguera, Lleida
60 71 -15,49 87,5 2.000 -3,33
Esterri de Cardós
Pallars Sobirà, Lleida
64 64 0 100 91,6 0
Bausen
Aran, Lleida
66 60 10 106,25 1.250 0
Arres
Aran, Lleida
67 60 11,67 191,3 75 0
Castell de l'Areny
Berguedà, Barcelona
72 67 7,46 125 216,6 0
Bellprat
Anoia, Barcelona
73 64 14,06 170,37 480 0
Tiurana
Noguera, Lleida
73 77 -5,19 82,5 300 0
Sant Sadurní d'Osormort
Osona, Barcelona
76 76 0 162 340 1,31
Vallfogona de Riucorb
Conca de Barberà, Tarragona
77 77 0 165,5 3.300 -2,59
Sobremunt
Osona, Barcelona
78 78 0 73,3 425 -1,28
Capolat
Berguedà, Barcelona
84 84 0 90,9 82,35 -2,38
Arsèguel
Alt Urgell, Lleida
85 81 4,94 136,1 86,6 -1,17
Granera
Moianès, Barcelona
85 77 10,39 183,3 340 1,17
Nalec
Urgell, Lleida
88 90 -2,22 109,52 475 -4,54
Vajol, la
Alt Empordà, Girona
88 89 -1,12 120 314,28 -2,27
Canejan
Aran, Lleida
89 89 0 102,27 328,57 -1,12
Montornès de Segarra
Segarra, Lleida
91 96 -5,21 89,58 462,5 -2,19
Vallclara
Conca de Barberà, Tarragona
91 88 3,41 152,7 255,5 -1,09
Llorac
Conca de Barberà, Tarragona
92 91 1,1 113,95 312,5 0
Sant Agustí de Lluçanès
Osona, Barcelona
92 89 3,37 104,4 183,3 0
Riu de Cerdanya
Cerdanya, Lleida
93 93 0 151,35 560 0
Cabó
Alt Urgell, Lleida
94 93 1,08 100 270 -1,06
Meranges
Cerdanya, Girona
97 100 -3 120,45 183,3 0
Susqueda
Selva, Girona
99 93 6,45 147,5 190 0
Josa i Tuixén
Alt Urgell, Lleida
100 103 -2,91 138,09 800 -2


En todo caso, las provincias más afectadas por los pueblos casi vacíos son Lleida, con 13 municipios por debajo de los 100 habitantes, y Barcelona (11). A una distancia considerable se sitúan Tarragona (7) y Girona (3). Y son 15 las comarcas afectadas, siendo el Berguedà (Barcelona) y la Conca de Barberà (Tarragona) las que más sufren esta situación, con seis poblados cada una a punto de desaparecer. Pero el número de personas no es el único factor que determina el tiempo que le queda a un vecindario.

Envejecimiento y masculinización

Más preocupante si cabe es el índice de envejecimiento. En la mayoría de los pueblos es superior a 100; esto es, que hay más mayores de 65 años que menores de 15. Solo es inferior a esa cifra en Arres (Vall d’Aran), Capolat (Berguedà) y Arsèguel (Alt Urgell). Por el contrario supera los 1.000 o, incluso, los 2.000 y los 3.000 puntos en Savallà del Comtat (Conca de Barberà), Cabanabona (Noguera), Bausen (Vall d’Aran) y Vallfogona de Riucorb (Conca de Barberà). Con estas cifras se hace muy difícil el relevo generacional.

Lo mismo ocurre con la tasa de masculinización que, cuanto más alta, más posibilidades de vaciado indica, porque es la mujer la que desempeña una función fundamental a la hora de fijar población. En este caso, solo es igual o inferior a 100 –es decir, hay menos hombres que mujeres o el mismo número– en Cabanabona, Tiurana (Noguera), Sobremunt (Osona), Capolat y Cabó (Alt Urgell).

El caso de Cabanabona

Otro indicador es la tasa de crecimiento natural. Solo es positiva en Sant Sadurní d'Osormort (Barcelona) y en Granera (Barcelona), es decir, son los dos únicos municipios del listado donde en 2020 hubo más nacimientos que decesos. En los demás casos, el resultado es cero o negativo, siendo Fígols (-6,57%) el que peores registros presenta. Le siguen Nalec (-4,52%), en Lleida; Savallà del Comtat (-3,77%) y Cabanabona (-3,33%).

Eso sí, especialmente preocupante es el caso de este último pueblo, que ha reducido su población en 21 almas en un lustro y en 11 (-15,49%) desde 2019. Se ha quedado en 60. Tampoco le es favorable el índice de envejecimiento (2.000%), aunque mejor puntúa en la tasa de masculinidad (87,5%). La región vive en buena medida del sector porcino.