Menú Buscar
Dos conductores han sido detenidos por causar accidentes mortales tras dar positivo en alcohol y drogas  / CREATIVE COMMONS

¿Cuál es la provincia con más positivos en alcoholemia?

Uno de cada tres conductores que realizan el test de alcohol y drogas dan positivo por alguna de esas sustancias

3 min

En los últimos ocho años, más de 2.400 personas han fallecido en carretera por culpa de la imprudencia de terceros. Mientras, el 35% de las infracciones viales corresponden a la conducción bajo los efectos del alcohol, un delito que ya deja tras de sí alrededor de 1.200 penas de cárcel. Una cifra que no ha sorprendido a las autoridades, pues uno de cada tres conductores que realizan el test de alcohol y drogas al volante dan positivo en alguna de estas sustancias, según datos proporcionados por el Gobierno. Una situación desesperada que alcanza el culmen en Pontevedra, la provincia española con mayor número de conductores ebrios localizados.

Pontevedra, al provincia más imprudente

El año pasado, la Guardia Civil realizó un total de 89.812 controles en toda España. De éstos, un 34%, es decir, 31.165 conductores, fueron sancionados por circular en estado de embriaguez, superando los 0,5 gramos por litro en sangre. Un recuento que ha dejado en evidencia a dos provincias en concreto: Pontevedra y A Coruña, con 1.801 y 1.549 positivos, respectivamente. Les siguen muy de cerca Sevilla, con 1.235; Valencia, con 1.085; Murcia, con 1.052; y Zaragoza, con 1.002.

Esta suma guarda cierta relación con el aumento de controles ejecutados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que ha incrementado hasta un 27,4% el número de pruebas en carretera con respecto a 2016. Andalucía es la comunidad donde más test se realizan, 14.063 en total. Seguido por los 10.691 de Galicia y los 8.016 de Castilla y León. Por su parte, La Rioja es el lugar donde menos registros se efectúan: 549.

Menos sanciones

A pesar de estas cifras escalofriantes, los positivos han descendido considerablemente con respecto al año anterior. En 2016, de las 65.169 pruebas realizadas, 25.669 fueron consideradas infracciones de primer nivel. Esto hace referencia al 39% de los test.

Una rebaja que afecta al alcohol, pero no a las drogas. El Gobierno asegura que el número de positivos por metanfetamina se ha elevado de los 1.898 a los 2.643 en solo unos meses. Una cifra que, seguramente, no corresponde a la realidad, ya que los test de drogas solo se realizan si el conductor no da positivo en consumo de alcohol.