Menú Buscar
La calle d'En Robador de Barcelona, el día de la huelga de prostitutas / CG

Las prostitutas del Raval se quedan sin clientes por el Ramadán

Algunas aprovechan para irse de vacaciones y otras ‘revientan’ precios para subsistir

2 min

Mala época para las prostitutas del barrio del Raval de Barcelona. Desde el 27 de mayo y hasta el próximo 25 de junio, se celebra el Ramadán, el mes sagrado para los musulmanes en el que se abstienen de comer, beber y tener relaciones sexuales durante las horas de luz.

Según han explicado a Crónica Global fuentes cercanas al caso, los musulmanes --sobre todo de nacionalidad paquistaní, hindú, marroquí y argelina-- son los principales clientes de las prostitutas que ofrecen sus servicios en la calle d’En Robador y aledaños.

Tarifas reducidas

Las trabajadoras del sexo del distrito de Ciutat Vella, que básicamente trabajan durante la jornada laboral normal, se ven obligadas estos días a tomar decisiones que afectan a su negocio.

Mientras que algunas de las mujeres que ejercen la prostitución voluntariamente aprovechan para tomarse unas vacaciones, las que están en situación de trata se ven obligadas a rebajar sus tarifas.

Sin preservativo

“Entran en guerra de precios y hasta por cinco euros han llegado a tener relaciones sexuales”, desvelan las mismas fuentes. “Algunas, incluso sin preservativo para no perder al cliente”.

Las prostitutas que están bajo la amenaza de sus proxenetas tienen que entregar cada día una cantidad fija que puede superar los 200 euros. Una exigencia que deben cumplir bajo amenazas de ser golpeadas ellas mismas o sus familias, normalmente en sus países de origen.