Menú Buscar
Alumnos y profesores en un colegio / EFE

El 90% de los profesores reconoce sufrir violencia en las aulas

Más allá de las agresiones físicas, los docentes denuncian ser víctimas de insultos, vejaciones y actos de vandalismo por parte del alumnado

02.05.2019 13:36 h.
3 min

“Los profesores tenían miedo de hablar del bullying, pero ahora lo quieren atajar”. El 90% de los docentes españoles ha padecido en algún momento situaciones de violencia en los centros escolares, según datos del sindicato CSIF publicados en el Día Internacional contra el Acoso Escolar.

No se trata solo de situaciones de violencia física, sino también de insultos por parte del alumnado y las familias, vejaciones y actos de vandalismo. Este escenario ha llevado a 154 profesores catalanes, el 13,5% de los 1.136 registrados en toda España, a demandar atención psicológica, pedagógica o jurídica, tal y como señala CSIF.

Acoso extremo

Existen casos de acoso extremo a profesores. Laia --que no se llama Laia--, a sus 60 años y más de 32 de docencia, en noviembre de 2017 vio cómo le rompían a pedradas los cristales de su vivienda. Ha sido el tercer ataque contra su domicilio. “Aunque sé quienes participan, será difícil probarlo”, explica apesadumbrada a través de una nota difundida por el sindicato.

“Después de recriminar a una alumna su actitud por haber agredido a una compañera, se personó en el centro la madre con actitud muy airada diciéndome que como volviera a insultar a su hija me iba a partir la cara”. Mercé –otro nombre ficticio– es maestra de primaria y reconoce que desde aquella situación tiene miedo “porque la madre cree a la niña y cualquier cosa que diga que no le guste, es capaz de venir a pegarme”.

La ESO lidera el 'bullying'

Del total de casos denunciados por parte del profesorado, el 29% tienen lugar en Educación Infantil y Primaria, el 64% en Educación Secundaria y el 7% en la Universidad.

No obstante, desde CSIF también han elaborado una guía para frenar el acoso escolar entre el alumnado. “El bullying es una lacra desastrosa que desestructura y desestabiliza a nuestros menores”, apunta el responsable de Educación de Cataluña de CSIF, Ferran Barri.

Pérdida de autoestima

“Las primeras consecuencias son encerrarse en sí mismos, no salir a jugar, pierden las habilidades sociales y su autoestima. Si no lo atajamos a tiempo, puede arrastrar secuelas gravísimas como problemas para tener una pareja o mantener un puesto de trabajo”, lamenta Barri.

Desde el sindicato aseguran son entre 800.000 y 1.200.000 niños los que sufren problemas de bullying en España cada día y reclaman que las administraciones pongan más recursos e incorporen más pedagogos y psicólogos en los centros. Así mismo, apuestan por reforzar la empatía entre el alumnado y la instalación de un buzón en los colegios para denunciar casos de acoso de forma anónima.