Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Clases vacías a la espera de definir la vuelta al cole en Cataluña / EP

Profesores en pie de guerra ante la vuelta al cole: "Hay miedo"

Los docentes denuncian el descontrol del Govern y reclaman recursos para combatir el Covid con más maestros, personal sanitario, mascarillas y tests

7 min

Los profesores catalanes cargan contra las medidas anunciadas por el Govern para combatir el coronavirus en la vuelta al cole. O, más bien, arremeten contra la falta de ellas y contra la inconcreción de las previstas.

Todo ello cuando apenas quedan dos semanas y media para que empiece el curso escolar y cerca de 1,2 millones de alumnos (entre infantil, primaria, secundaria, bachillerato y FP) y 120.000 maestros (incluyendo la pública y la privada) se citen en las aulas.

“Mucho ruido para nada”

El secretario general de Educación de CCOO Cataluña, Manel Pulido, alerta de que “la situación es complicada” porque “se está actuando muy tarde y sin diálogo, de forma unilateral” por parte de la administración. Por ello, reclaman “una negociación generalizada en la mesa del diálogo social”.

Para el sindicato, las propuestas del Govern son inconsistentes. “Mucho ruido para nada”, señala. “La administración tiene que poner los recursos para poder aplicar las medidas para garantizar que las escuelas sean seguras y la atención presencial sea máxima en todos los niveles, que es la que garantiza la igualdad y ayuda a la conciliación familiar y laboral de la sociedad”, añade.

Tests previos al inicio del curso

Pulido se pregunta cómo pretende la Generalitat reducir las ratios de los alumnos en las clases si no se concreta ningún aumento del profesorado. “Esperemos que lo anuncien la semana que viene”, apostilla.

También subraya que era el momento de “poner un enfermero en cada centro, como pedimos hace tiempo”, pero tampoco está previsto. Considera que el coste de las mascarillas para alumnos y profesores debería asumirlo la consejería. Y lamenta que no se hayan previsto tests masivos a toda la comunidad educativa --se han anunciado 500.000 entre mitad de septiembre y mitad de noviembre-- antes del inicio del curso y, después, de forma recurrente.

“Todo llega tardísimo”

CCOO advierte de que la planificación va con retraso. “Todo llega tardísimo, y lo justifican diciendo que hace tres semanas no se podía prever esta situación. Pero sí que se podía haber previsto”, insiste.

Finalmente, lamenta “dejación” por parte del Gobierno central, por no establecer que la financiación extra facilitada a las CCAA debiera utilizarse únicamente para combatir el Covid.

Josep Bargalló, consejero de la Generalitat de Cataluña / EUROPA PRESS
Josep Bargalló, consejero de Educación de la Generalitat de Cataluña / EUROPA PRESS

“A veces, lo barato sale caro”

Para Ramon Font, portavoz de Ustec, el consejero Bargalló no ha anunciado nada relevante en su intervención de este martes. Y deja claro que la solución pasa por destinar más financiación a la educación. “Si quieres garantizar la escuela presencial, has de poner recursos”, subraya.

E insiste, “a veces, lo barato sale caro”, por lo que alerta de la intención de la consejería de “gastar poco” a pesar de la situación de riesgo a la que se enfrenta, y de que Torra se comprometió a incurrir en “el déficit que haga falta”.

Faltan 44.500 profesores

Ustec considera que son necesarios 44.500 profesores adicionales en Cataluña --que podrían conseguirse fácilmente de la bolsa de interinos-- “para mantener las especialidades y reducir las ratios a 10 alumnos por profesor en infantil, y a 15 en primaria y secundaria”. Una operación que supondría un coste de “unos 1.700 millones de euros” para las arcas públicas.

Para Font, la promesa del Govern de bajar las ratios sin añadir una cifra razonable de profesores es “cosmética”. Aunque apoya la necesidad de que la enseñanza sea totalmente presencial.

Mascarillas para todas las edades

Ustec valora positivamente las PCR anunciadas, pero cree que son insuficientes. Tampoco entiende que la mascarilla solo sea obligatoria a partir de los 12 años, y solo se extienda a los mayores de 6 en las zonas o situaciones de mayor riesgo de contagio.

El sindicato reclama que los EPI para alumnos, docentes y personal de servicio sean financiados por la administración. Considera que lo ideal sería concentrar todas las clases por la mañana, en la medida de lo posible. Y reitera su reclamación de que haya enfermeros en las escuelas.

“El profesorado tiene miedo”

El coordinador de Educación de CSIF Cataluña, Ferran Barri, denuncia que las medidas anunciadas por el Govern son “insuficientes”. “El profesorado de Cataluña tiene miedo, empiezan el curso con temor”, remacha.

Para Barri, falta por definir muchas cuestiones y está muy extendida “la sensación de que van a comenzar las clases sin la seguridad suficiente”.

Combinar trabajo presencial y telemático

Lo que más preocupa, añade, es la incapacidad para “garantizar la distancia de seguridad”, una cuestión que tildan de “innegociable”. Por ello, proponen una “incorporación fraccionada en la que se alterne el trabajo presencial con el telemático”.

Una fórmula que consistiría en que la mitad de los alumnos asista a clase y la otra mitad trabaje desde casa, y se fueran alternando semanalmente. Así se podría “esponjar” el espacio disponible.

Docentes de riesgo

El CSIF también pone el acento en el “colectivo de docentes de riesgo”, esto es, los mayores de 55 años, los diabéticos, los hipertensos, los inmunodeprimidos o los que tienen problemas cardíacos.

El sindicato reclama medidas para preservar su salud y proponen que estos profesionales se encarguen de las tareas telemáticas.

Destacadas en Vida