Menú Buscar
David, trabajador municipal y profesor universitario, fue agredido con una navaja junto al Ayuntamiento de Barcelona ayer / CG

El profesor David, apuñalado y en la UCI, última víctima de la Barcelona insegura

El trabajador municipal y docente universitario evitó un robo frente a la plaza de Sant Jaume con un compañero: ahora está ingresado en estado grave

5 min

Es David, empleado municipal y profesor universitario y, desde ayer, el último rostro de la Barcelona insegura. El empleado municipal interino y veterano docente en la Universidad Pompeu Fabra (UPF) se recupera tras las puñaladas que le propinó un presunto ladrón y homicida en la Ciudad Condal. Un compañero suyo del ayuntamiento resultó herido leve, pero David se llevó la peor parte.

El ataque con arma blanca ocurrió en la calle Paradís sobre las 16:00 horas, tal y como avanzó El Caso. Fuentes cercanas al incidente han detallado que el atacante, que fue detenido por la Guardia Urbana que vigila la casa consistorial, arremetió contra la víctima cuando trataba de cometer un robo y ésta lo impidió. Otro empleado municipal también intervino, aunque sufrió solo heridas leves. El agresor, ya detenido, perpetró así su última fechoría, ya que la policía lo conecta con un doble homicidio y un incendio en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona perpetrados minutos antes. Preguntados por el caso, los Mossos d'Esquadra se han remitido a la información ya aportada hasta ahora.

Sí ha dado más datos Albert Batlle, teniente de alcalde de Prevención y Seguridad. Éste ha confirmado hoy al menos un presunto homicidio con incendio en un piso, la agresión a David con un detenido y, durante el arresto, el descubrimiento de documentación de una mujer que apareció muerta minutos antes en la calle Arc de Sant Vicenç. "Los quería felicitar, tanto a la Guardia Urbana como a los empleados municipales", ha manifestado. ¿Fue un robo? "El caso está en manos de los Mossos d'Esquadra. Lo que sí cabe destacar es la virulencia del ataque al empleado municipal", ha subrayado Batlle.

La profesión, consternada

Cualquiera que fueren los hechos precedentes, el apuñalamiento de David ha conternado al estamento periodístico barcelonés, donde David es una referencia humana y profesional. Experiodista del diario Avui, fue profesor de la UPC y la European Communication School de Bruselas (Bélgica) durante 16 y 4 años, respectivamente. En 2017 se había incorporado al Ayuntamiento de Barcelona como estratega digital, posición que aún ocupaba como interino. El equipo de prensa del segundo mayor consistorio de España le ha enviado hoy ánimos.

Fuentes cercanas al caso han aportado otra óptica, la más humana. Han destacado que David resultó herido al tratar de evitar un robo en la calle Paradís. Su agresor, tras atacar a los dos trabajadores municipales, consiguió huir, pero fue interceptado en la plaza de Sant Jaume por el cuerpo municipal de seguridad.

Sindicatos: "Faltan policías en la calle"

La brutal agresión al profesor David ha provocado un torrente de solidaridad con la compañera sentimental del atacado, Carme, también periodista. Ella misma ha agradecido las muestras de apoyo y al sistema sanitario público la atención que han dado al investigador y trabajador municipal. Desde el Hospital Clínic Barcelona, donde se encuentra ingresado, han confirmado solo a este medio que el paciente está en la unidad de cuidados intensivos (UCI).

Otros círculos, en este caso los sindicales, han reiterado una denuncia que vienen haciendo desde hace tiempo. "Es evidente que faltan agentes en la calle. Desde la Guardia Urbana de Barcelona se viene haciendo una labor encomiable contra los picos de inseguridad en Barcelona, pero los compañeros no dan abasto. La promoción aprobada este año, de 260 efectivos, se dedicará a coberturas y promoción interna. Eso último está muy bien, pues es estrategia y gestión, pero no pone a más gente en la calle. Por ello nosotros pedimos convocar 480 plazas y no firmamos la convocatoria pública de empleo de este año", ha indicado Eugenio Zambrano, portavoz de Administración Pública de CSIF. Sus palabras llegan después de que las cifras de criminalidad empeoraran en la capital catalana en 2019.