Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Modelo de DNI electrónico / SERVIMEDIA

Los profesionales exigen que sólo ellos hagan las fotos de la futura app del DNI

Advierten de una merma de calidad y seguridad si esta función recae en los funcionarios públicos en las comisarías, además de una importante afectación laboral en el sector

6 min

La Federación Española de Profesionales de la Fotografía e Imagen (Fepfi) reclaman que las fotografías de la nueva app que prepara el Gobierno para descargarse el DNI en un teléfono móvil las realicen personal cualificado y no funcionarios públicos en las comisarías.

El director general de la Policía, Francisco Pardo, aprovechó su comparecencia, la pasada semana, ante la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados para informar sobre el proyecto 'Identidad Digital DNIe', que se financiará con recursos del Fondo de la UE para la Recuperación y Resiliencia de la economía española y que posibilitará descargarse la aplicación en teléfonos móviles u otros dispositivos.

Cerrarían pymes y autónomos

Uno de los cambios inicialmente previstos es que la fotografía identificativa la realicen en comisaria funcionarios públicos, algo a lo que se opone Fepfi que exige que ese cometido recaiga en un profesional para garantizar la calidad y seguridad del proceso de identificación.

La federación reconoce que llevar el DNI en una aplicación en el móvil puede aportar un plus de comodidad pero alerta de que si este proyecto, financiado con fondos públicos de la UE, conlleva que los fotógrafos profesionales dejen de realizar este cometido cerrarán un gran número de pymes y autónomos, “originando despidos y más desempleo”, provocando pérdidas en el sector de millones de euros.

Fotos en papel

Por ello, propone que, al igual que otros países de la UE, como Gran Bretaña, Holanda, Luxemburgo o Alemania, se adopte un sistema de entrega de fotografías en papel, en el marco de la aplicación del reglamento europeo que establece las normas para los elementos de seguridad y elementos biométricos integrados en los pasaportes y documentos de viaje emitidos por los Estados miembros.

Señala la entidad que “se respetaría así el derecho al trabajo de toda una profesión, garantizando a los ciudadanos, en todo el territorio, la calidad de un servicio seguro. La foto de DNI no puede considerarse una actividad a realizar por funcionarios del Estado, y menos aun cuando no existen deficiencias en el sector fotográfico profesional”.

Garantías

La Fepfi indica que los profesionales de la fotografía, ya sean comerciantes, fabricantes y operadores de cabinas automáticas de fotografía de carné, saben cómo satisfacer las necesidades del mercado y han invertido millones, "sin apoyo ni reparación estatal, para cumplir con los nuevos estándares de fotografías de identidad. Pueden adaptarse y convertirse en centros homologados para acceder a una plataforma web y subir la fotografía del DNI y ponerla a disposición de la administración, con todas las garantías que se requieren".

Los fotógrafos profesionales insisten en que ofrecen un servicio a personas mayores o con movilidad reducida, acudiendo en muchas ocasiones a hogares, hospitales o centros de residencia a realizarles la fotografía para el DNI.

Mantener el DNI físico

También argumenta que hacer las fotografías supondría una carga de trabajo adicional  para los funcionarios en comisaría, con el consiguiente impacto negativo en las personas que acuden a las comisarias para la expedición del DNI, además de una merma de calidad, inferior a la del resto de Estados miembros de la UE.

Además, advierte de que el DNI en el móvil puede ser de utilidad siempre que se siga manteniendo el documento físico como hasta ahora, ya que insiste en que no se puede obligar a los ciudadanos a tener un teléfono móvil y aunque lo tengan hay un sector de la población, como las personas mayores, que no está acostumbradas a utilizar este tipo de aplicaciones.

Asimismo, Fepfi recalca que una fotografía digital es más vulnerable y fácil de modificar, piratear o falsificar, por lo que reitera que los fotógrafos profesionales pueden ofrecer una alternativa más segura basada en la fotografía en papel, aunque paralelamente envíen una versión digital de la misma para que a la hora de la expedición del DNI, la administración pueda verificar la autenticidad de la misma.

Destacadas en Crónica Vida