Menú Buscar
Pasajeros del metro de Sevilla con mascarilla para prevenir el contagio de coronavirus / EUROPA PRESS

La probabilidad de contagio de coronavirus en el transporte público es muy baja

Diferentes estudios internacionales prueban que ir en metro o autobús es una de las actividades con menos riesgo para contraer el virus

Alba Giraldo
4 min

El transporte público se percibe como un foco de contagio de coronavirus debido a la gran cantidad de personas que concentra, pero los últimos estudios apuntan lo contrario. Viajar en metro comporta un mayor riesgo que caminar al aire libre, pero es más seguro que cenar en un lugar cerrado.

Las personas suelen permanecer en trenes o autobuses durante períodos de tiempo relativamente cortos, en comparación con un día de trabajo en una oficina o una cena en un bar con amigos.

El cumplimiento de las medidas de seguridad

Los pasajeros normalmente utilizan el transporte público en solitario, sin hablar con nadie, lo que reduce la cantidad de aerosoles que liberan. Además, en muchas ciudades, las órdenes de reclusión y el teletrabajo han minimizado las multitudes en los trenes.

Las medidas a seguir en el transporte público también han ayudado a que las tasas de infección sean bajas. En estos espacios existen la obligatoriedad de usar mascarillas, la normativa de distancia social y la limpieza y desinfección frecuentes.

Un riesgo inferior al 1%

Según la Autoridad de Seguridad de los Ferrocarriles del Reino Unido, los pasajeros tienen un riesgo inferior al 0,01% de contagiarse de Covid-19 al viajar en tren, uno en cada 11.000 viajes. Los resultados han sido verificados por el equipo del asesor científico jefe del Departamento de Transporte en colaboración con el Laboratorio de Ciencia y Tecnología de Defensa.

La Agencia Nacional de Salud Pública de Francia, por su parte, analizó que solo el 1% de los grupos contagiados por Covid-19 estaban vinculados al transporte. Los porcentajes más altos venían de lugares de trabajo (24%), lugares de atención médica (16%), reuniones familiares (14%), eventos públicos (9%) y alojamientos sociales (8%).

Grupos de contagio sin vinculación al transporte

Un tercer estudio, de la Universidad de Colorado Boulder liderado por José Luis Jiménez, estimó que en un viaje de tres horas en un autobús o metro bien ventilado, sin hablar y sin moverse la probabilidad de contraer Covid-19 es de solo un 1%. Esto contrasta con el 90% de exposición al hacer una actividad social durante el mismo tiempo en un espacio cerrado.

Asimismo, la Universidad de Tohoku (Japón), que rastreó grupos de coronavirus, no vinculó ningún brote de Covid-19 con el transporte público, pero sí con gimnasios, bares y karaokes. Según la investigación, el peligro es mayor en espacios cerrados, multitudes y entornos de contacto cercano en los que la gente habla cara a cara.

Un rastreo difícil

Otro informe de investigación de los grupos de coronavirus en Austria durante abril y mayo no vinculó ningún brote con el transporte público.

A pesar de que la transmisión sería muy baja, los expertos en rastreo de contactos advierten que seguir un grupo de infección en el transporte público es particularmente desafiante. Las posibilidades de que las personas infectadas recuerden los vagones de tren precisos en los que viajaban son poco probables y llegar a quienes estaban en ese mismo vagón es casi imposible.