Menú Buscar
Seis meses de prisión por agredir a una mujer con velo / EP

Condena de 55 años de prisión por violar a mujeres en un geriátrico

El agresor era un trabajador del centro que también ha sido inhabilitado para ejercer cualquier profesión en el ámbito sanitario durante 15 años

08.05.2019 12:10 h.
3 min

La Audiencia de Barcelona ha condenado a 55 años y 7 meses de prisión a J.M.R.G, trabajador de un geriátrico, por violar a cuatro mujeres que estaban ingresadas en el centro. 

La sentencia, contra la que cabe recurso, también inhabilita al agresor a para ejercer cualquier profesión en el ámbito sanitario durante 15 años. Tampoco se podrá acercar ni comunicar a las víctimas, y tendrá que abonar una indemnización total de más de 100.000 euros, y hacerse cargo de las costas del juicio. 

Drogado

Los hechos tuvieron lugar en diciembre de 2015, cuando el condenado, diplomado en fisioterapia y técnico superior en documentación sanitaria, trabajaba como gerocultor en una residencia de ancianos en Arenys de Mar. La noche del 24, acudió a su puesto de trabajo "tras haber ingerido una cantidad no determinada de alcohol, cocaína y anfetamina", y golpeó a varias de las residentes.

Una de ellas falleció menos de un mes después, pero no se le practicó la autopsia y no se pudo determinar la causa de la muerte. "Con la finalidad de mantener relaciones de tipo sexual", recoge la sentencia, el empleado del centro propinó numerosos golpes a otra residente, que sufrió "lesiones en sus genitales externos". 

"Relaciones sexuales no consentidas"

Tras golper e intentar forzar a otra anciana, violó a una de las residentes de la primera planta, de 84 años, que "necesitaba la ayuda de terceras personas para realizar las actividades básicas de la vida diaria", y que falleció el 30 de diciembre de ese año, "como consecuencia de la agresión sufrida", según dictamina la Audiencia. También agredió sexualmente a otra residente de 60 años, a quien golpeó en la cara. 

El tribunal condena al hombre a 12 años de prisión por cada uno de los cuatro delitos de agresión sexual, así como a cinco años de cárcel por el mismo delito con atenuante de intoxicación etílica y drogas. Y dos años más por homicidio cometido por imprudencia grave --también con atenuante por haber consumido alcohol y drogas--.