Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La Audiencia de Barcelona condena a prisión permanente revisable al hombre que dejó morir a su mujer / CG

Condenado a prisión permanente revisable el hombre que dejó morir a su mujer y grabó su agonía

El condenado filmó con su teléfono móvil cómo agonizaba su pareja mientras sufría un coma diabético

3 min

La Audiencia de Barcelona ha condenado a prisión permanente revisable a Mariano Daniel Vásquez, el hombre que dejó morir a su pareja tras sufrir un coma diabético. Al no atenderla, la mujer falleció horas después en su domicilio de Viladecans en junio de 2019. Además, el condenado la grabó mientras agonizaba.

Según el veredicto del jurado, el tribunal considera que cometió un delito de asesinato con ensañamiento, tres de maltrato en el ámbito de la violencia machista, uno de maltrato habitual y uno contra la intimidad de la mujer. Pues se trataba de una persona “especialmente vulnerable por su enfermedad”. 

La controlaba, menospreciaba y golpeaba

La relación de la pareja se inició en febrero de 2019 --cuatro meses antes de los hechos--. El tribunal señala que el condenado, que no convivía con la mujer, empezó a controlarla, menospreciara y golpearla con el paso del tiempo. Esta situación hizo que la víctima se sintiera inferior, por lo que se encerró en su casa y no quería ver a nadie

La noche del 17 de junio de 2019 llamó a su pareja para que fuese a su casa a ayudarla. A pesar de haberla encontrado muy deteriorada físicamente, con dificultad respiratoria y sin capacidad para hacer nada por su cuenta, no le atendió y estuvo contemplándola hasta que perdió la conciencia y sufrió una hiperglucemia que le causó la muerte. 

La mujer hubiese sobrevivido

La sentencia señala que si el hombre hubiese llamado a los servicios de emergencias, la mujer habría sobrevivido. Además, vulneró su intimidad al grabar la agonía con su móvil con el objetivo de “mostrar las imágenes a terceros”, para tratar de hacer ver que la asistía “y así construirse una coartada” si, tras su muerte, se le investigaba. 

La condena explicita el “comportamiento pasivo” del hombre al no pedir asistencia médica. “No pidió auxilio de ningún tipo, cuando era evidente, a la vista de la grabación, que la mujer moribunda no podía pedir auxilio a nadie, inevitablemente se debe concluir que Mariano quería que se produjese la muerte o que le era indiferente”. 

Conducta burlesca

Es más, el condenado “incrementó el dolor de la víctima con su conducta burlesca, que además grabó en vídeo, estando la mujer en condiciones tan deplorables que seguro que no querría que nadie la viera”. 

Además de la pena de prisión permanente revisable, ha sido condenado a tres años por los maltratos y a indemnizar con más de 220.000 euros a la familia de la víctima