Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El asesino confeso de Laia, la menor de 13 años, en Vilanova en 2018 / EFE

Prisión permanente para el asesino de la menor de Vilanova

Un magistrado también impone otros siete años de cárcel a Juan Francisco López Ortiz por la agresión sexual a la pequeña Laia

5 min

Un magistrado ha condenado a prisión permanente revisable a Juan Francisco López Ortiz por asesinar a la pequeña Laia, una menor de Vilanovai la Geltrú, en junio de 2018.

El juez también le impone otros siete años de prisión por agredir sexualmente a la niña, que entonces tenía 13 años. El condenado deberá indemnizar a la familia de la víctima con 445.000 euros, y tendrá prohibido comunicarse y aproximarse a cualquiera de ellos.

Asesino confeso de Laia

Fue el pasado abril cuando el Tribunal de Jurado declaró culpable de asesinato con alevosía y agresión sexual a López Ortiz, autor confeso del crimen.  Ahora, el magistrado presidente del juicio, que se celebró en la Audiencia de Barcelona, ha dictaminado la pena.

El acusado de matar a una menor en Vilanova en 2018, durante el juicio ante la Audiencia de Barcelona / CG
El acusado de matar a una menor en Vilanova en 2018, durante el juicio ante la Audiencia de Barcelona / CG

Considera que los indicios que tuvo en cuenta el jurado para considerar que el acusado agredió sexualmente a la menor fueron, "que la víctima -cuando fue encontrada en una de las habitaciones de la vivienda de este- no llevaba los pantalones puestos"; que "tenía lesiones en la zona genital"; y que "además llevaba puesta en el cuello una correa de perro, lo que sin duda remite a una idea bastante obvia de dominación sexual".

Asesinato y agresión sexual

En cuanto al delito de asesinato, el juez señala que "la menor fue encontrada en el interior del domicilio del acusado y este admitió expresamente haberle causado la muerte", así como que "el jurado llegó al convencimiento de que la menor nunca se habría introducido allí por propia voluntad y, mucho menos, sin el permiso de su morador". También que la víctima presentaba lesiones causadas con un cuchillo y que murió por asfixia, "lo que descarta cualquier posibilidad de que la muerte fuera causada por alguna forma de imprudencia o negligencia".

Por todo ello, apunta en su fallo: "en el presente caso, de los múltiples indicios tenidos en cuenta por el jurado, se infiere sin dificultad que el acusado fue el autor de los hechos objeto de enjuiciamiento agredió sexualmente a la menor y le causó la muerte por asfixia”.

Cadáver bajo el colchón

Fue el 4 de junio de 2018, cuando el hombre, que ahora tiene 46 años, mató a la pequeña de 13 en su vivienda de la avenida Cubelles de Vilanova. Allí la introdujo por la fuerza, después de que esta saliese de casa de sus abuelos, un piso más arriba.

Registro en la casa del homicida de Laia en Vilanova i la Geltrú / EP
Registro en la casa del asesino de Laia en Vilanova i la Geltrú en 2018 / EP

En el interior de la vivienda la agredió sexualmente, y la mató de forma "agónica y cruel". Su padre la esperaba en la calle, donde aparcó a la espera de que saliese del portal, pero la niña no llegó a abandonar el inmueble. Fue uno de sus tíos quien encontró el cadáver bajo el colchón de la habitación de Juan Francisco, tras llamar a su puerta por segunda vez, durante la búsqueda de la pequeña.

Defensa del asesino

Antes del hallazgo, el acusado limpió el piso con lejía, se duchó y salió a la calle para deshacerse de dos bolsas de basura, que tiró en contenedores alejados de su domicilio. Su intención, según expuso en el juicio, era "acudir a la policía", algo que nunca hizo.

La resolución del magistrado dictamina además que el asesinato de Laia, tal y como indicó el jurado en su veredicto, se produjo con alevosía y enseñamiento. "La menor murió por asfixia, pero también presentaba múltiples lesiones producidas por un arma blanca y tenía colocada una correa de perro al cuello, de lo que el jurado dedujo que el agresor actuó con crueldad, ocasionando a la menor contusiones, erosiones y heridas".

Recurso

Contra el fallo cabe interponer recurso de apelación ante la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), para el que las parte tienen un plazo de diez días, a partir de este martes.