Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un mosso de tráfico / MOSSOS

Piden más de seis años de prisión para un mosso de tráfico por apropiarse del dinero de las multas

El agente escogía a conductores extranjeros, que deben pagar la sanción en efectivo para evitar la inmovilización de sus vehículos

3 min

La fiscalía pide seis años y nueve meses de prisión para un agente de los Mossos d'Esquadra por apropiarse del dinero de las multas de tráfico que imponía. El policía, destinado en Mataró, está acusado de malversación de caudales públicos y falsificación.

El ministerio público también solicita su inhabilitación para empleo o cargo público durante cuatro años y un mes, así como una multa de 1.000 euros para el mosso --a razón de 10 euros diarios durante 100 días-- y otros 4.800 euros en concepto de responsabilidad civil subsidiaria.

Dinero de multas en efectivo

Según el escrito del fiscal, el agente D.F.D., aprovechándose de su cargo, se apoderó entre 2011 y 2013 de cantidades de dinero correspondientes a denuncias de tráfico. Para ello, o bien las cobraba en efectivo y no rellenaba el correspondiente boletín, o manipulaba la hoja del radar.

El policía se habría hecho con un botín de 1.500 euros. Escogía a víctimas de nacionalidad extranjera (según el escrito de fiscalía lo habría hecho, al menos, con un conductor alemán, otro francés y otro italiano) porque estos deben pagar en efectivo para evitar la inmovilización de su vehículo cuando son sancionados.

Mosso de tráfico de Mataró

De esta forma, y apropiándose de pequeñas cantidades cada vez --en torno a 200 euros--, actuó en las autopistas AP-7 y C-32. En alguna ocasión, también habría manipulado los documentos para que la denuncia constara como no notificada al conductor en el momento de la infracción y, por tanto, no abonada entonces.

Fue la División de Asuntos Internos (DAI) de la policía catalana la que abrió una investigación al sospechar que el mosso no notificaba las multas. Al registrar su taquilla en la comisaría de Mataró, los investigadores localizaron 300 euros en efectivo y el expediente de una sanción que había interpuesto a un conductor italiano.

Juicio aplazado por Covid

El juicio se iba a celebrar en la Audiencia de Barcelona en noviembre de 2020, pero se pospuso tras un contacto del agente con un positivo de Covid-19. Finalmente, se celebrará la próxima semana, entre el 2 y el 9 de julio.