Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El ladrón actuando en un comercio de Barcelona. En el imagen, el joven llevándose una caja registradora / MOSSOS D'ESQUADRA

Cazan a uno de los ladrones más activos de Barcelona: 113 detenciones en tres años

El hombre ha ingresado en prisión tras un atraco en una tienda de ropa de paseo de Gràcia

3 min

Detenido uno de los ladrones más activos de Barcelona, especializado en robos con fuerza con tapas de alcantarillado en establecimientos comerciales. El hombre, de 22 años y nacionalidad española, ha sido arrestado por los Mossos d’Esquadra cuando acababa de cometer un asalto a un comercio con la tapa de alcantarilla, con la que rompió el escaparate de una conocida tienda de ropa de paseo de Gràcia.

El último robo del joven se dio en la milla de oro barcelonesa, accediendo al interior de la tienda y llevándose ropa por valor de 3.000 euros. La policía catalana detuvo al ladrón el pasado 5 de abril gracia a la colaboración de un ciudadano, recuperando el material sustraído y devolviéndolo al establecimiento. El hombre, considerado el atracador “más activo” de Barcelona, acumula 113 detenciones y denuncias en la ciudad desde 2017 y ha sido arrestado en tres ocasiones consecutivas en los últimos cinco días.

Carrera como ladrón

El arrestado inició su carrera delictiva antes de cumplir los 18 años. No obstante, según aseguran desde Mossos d’Esquadra, no fue a partir de alcanzar la mayoría de edad cuando comenzó a aumentar su actividad acumulando más de un centenar de detenciones y denuncias policiales en tan solo tres años. Los hurtos y robos los perpetraba, principalmente, durante la franja nocturna.

Durante el confinamiento total decretado en marzo de 2020, el joven de 22 años siguió trabajando en su línea de robos violentos a pesar de la pandemia del Covid-19. Fue detenido o denunciado en 75 ocasiones. De estas actuaciones, 25 han tenido lugar durante el primer trimestre de 2021.

‘Modus operandi’ e ingreso en prisión

El ladrón actuaba solo, en pareja y en ocasiones podía ir con otras dos personas, que tanto podían ser hombres como mujeres e incluso había sido detenido o denunciado en ocasiones mientras delinquía acompañado de varias parejas sentimentales. Realizaba los robos de noche, utilizando la fuerza para acceder a los establecimientos. Habitualmente usaba tapas de suministros de servicios que se encontraban en la vía pública, ya fueran de agua, luz, telefonía o incluso algunas de alcantarillado, y que tiraba con fuerza contra vidrieras, escaparates o puertas de acceso de las tiendas, hasta conseguir romperlas y acceder a su interior; también había utilizado piedras o ladrillos para conseguir el mismo objetivo.

La detención del ladrón violento multirrencidente de Barcelona ha acabado con su nuevo ingreso en un centro penitenciario la madrugada del 5 de abril. La entrada en prisión del detenido ha supuesto una disminución de los robos con fuerza en las zonas donde actuaba, principalmente en el centro de la ciudad, según apuntan fuentes de los Mossos d’Esquadra.