Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de un agente poniendo las esposas a un detenido para llevarlo a prisión / MOSSOS

A prisión un joven acusado de agredir sexualmente a una niña de 13 años en Figueres (Girona)

Semanas antes ya había sido detenido por otras dos violaciones a menores, a las que engañó para ganarse su confianza antes de abusar de ellas, pero quedó en libertad con medidas cautelares

2 min

El juzgado de instrucción número 4 de Figueres (Girona) ha enviado a prisión a un joven de 24 años y origen hondureño acusado de agredir sexualmente a una niña de 13 años en la localidad.

El jueves pasado, los Mossos d’Esquadra detuvieron al sospechoso, que semanas antes ya había sido detenido por presuntamente violar a otras dos menores, aunque quedó en libertad con medidas cautelares.

El caso permanece abierto

El jueves pasado, los Mossos d’Esquadra detuvieron al sospechoso, que pasó a disposición judicial el viernes, pero se prorrogó su situación hasta que el sábado se acordó la prisión provisional, incomunicada y sin fianza, por un delito de agresión sexual con penetración a una menor de 16 años.

Las diligencias del caso se han remitido al juzgado de instrucción número 3 de Figueres, pues la Unidad de Investigación lo mantiene abierto. Sospecha que el detenido tenía un claro método para actuar, por lo que no descarta que haya habido más víctimas.

Mismo ‘modus operandis’

Según fuentes cercanas al caso, el joven fue arrestado el 17 de febrero por una presunta agresión sexual sucedida en agosto de 2021 y los Mossos de Roses le imputaron otra del 5 de febrero. En aquella ocasión, se le dejó en libertad con medidas cautelares, que consistieron en la retirada del pasaporte y la obligación de comparecencias periódicas, a la vez que se dictó una orden de alejamiento de las presuntas víctimas.

Ante estos hechos, abrieron una investigación que ha permitido detenerle de nuevo y ordenar su ingreso en prisión. Aparentemente, el joven se acercaba a menores de edad a través de las redes sociales o cuando salían de clase y, una vez se ganaba su confianza, aprovechaba la ocasión para agredirlas sexualmente.