Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fachada del Palacio de Justicia de Catalunya, sede del TSJC y de la Audiencia de Barcelona / EUROPA PRESS

Dos años de prisión por intentar besar a dos menores en la Fiesta Mayor de La Llagosta

El hombre ha aceptado los hechos que se le imputaban por un delito cometido en septiembre de 2019 a cambio de una rebaja de la pena de cárcel

3 min

Un hombre ha aceptado la pena de dos años de prisión por intentar abusar sexualmente de dos menores en la Fiesta Mayor de La Llagosta (Barcelona). Los hechos sucedieron en septiembre de 2019, cuando el individuo trató de besarlas arrinconándolas en el banco donde estaban sentadas.

La intimidación ocurrió el 7 de septiembre de 2019 hacia las 00.30 horas en las inmediaciones de la plaza del Ayuntamiento del municipio del Vallès Oriental. El hombre, durante el juicio este martes en la sección tercera de la Audiencia de Barcelona, ha aceptado los hechos que se le imputan a cambio de una rebajar a dos años de cárcel el castigo.

“Satisfacer su apetito sexual”

El hombre, según remarca el escrito de conformidad entre las partes, se acercó a las menores “con ánimo de satisfacer su apetito sexual”. Las dos chicas, en el momento de los hechos, tenían 13 y 14 años, respectivamente.

Los hechos son constitutivos de dos delitos de tentativa de abuso sexual a menores de 16 años, que el procesado ha aceptado a cambio de rebajar la pena a un año de prisión por cada uno de los delitos. También tendrá que pagar a cada una de las víctimas 800 euros como indemnización por los daños y perjuicios morales causados por los abusos cometidos.

Bajo los efectos del alcohol

El procesado, mayor de edad, estaba bajo los efectos del alcohol en el momento de los hechos. Según narra el escrito de acuerdo, trató de besar a una de las menores apoyándose en sus piernas y, tras ser esquivado por la menor, intentó hacer lo mismo con la segunda chica, a la que arrinconó en el banco donde se hallaban sentadas.

El hombre es un camionero residente en Turquía que no tiene antecedentes penales computables con los hechos. Esto supone que, al no superar los dos años de castigo, evitará la entrada en prisión. No obstante, deberá cumplir cinco años de libertad vigilada y asistir a un curso de educación sexual.