Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un policía / MOSSOS D'ESQUADRA

Prisión por hacerse pasar por policía y obligar a mujeres a tener sexo con él

El hombre, de 33 años, fingía ser un agente de paisano y amenazaba a sus víctimas con una supuesta denuncia si no accedían al chantaje

3 min

Mossos d'Esquadra han detenido en Tarragona a un hombre de 33 años y nacionalidad española, por hacerse pasar por policía para amenazar a mujeres con denunciarlas si no accedían a mantener relaciones sexuales con él. El individuo, que ya ha ingresado en prisión provisional, está acusado de un delito contra la libertad sexual, exhibicionismo, detención ilegal, usurpación de funciones públicas e inducción a la prostitución

Fue en noviembre del pasado año cuando investigadores del cuerpo tuvieron conocimiento de que el hombre se hacía pasar por un agente de paisano en los municipios de Tarragona, Reus, Salou y Cambrils. Este mostraba una credencial falsa a sus víctimas, mujeres jóvenes, a las que seguía. Entre ellas, también dos menores. Su objetivo era hacer subir a su coche para obtener favores de tipo sexual a cambio de no denunciarlas tras haber cometido alguna infracción.

Falso policía de paisano

Para coaccionarlas hacía referencia al consumo de drogas durante noches de ocio o hasta no llevar el DNI encima. Cinco de los siete casos denunciados corresponden al periodo de confinamiento del estado de alarma, un hecho que aprovechó para intentar conseguir sus propósitos.

La policía autonómica también ha detectado episodios similares que se remontan a 2018, a pesar de que no han conseguido establecer el móvil sexual, o no se denunciaron los hechos. Uno de ellos tuvo lugar a Valls, donde una mujer fue seguida por un desconocido con su vehículo. También en Terres de l'Ebre, donde el arrestado intentó conseguir favores sexuales por parte de una prostituta haciéndose pasar por policía.

Inducción a la prostitución

Es más, el hombre indujo a una de sus víctimas a prostituirse a cambio de recibir dinero por mantener sexo con él. La investigación continúa abierta ante la posibilidad que se puedan acreditar nuevos casos relacionados con el sospechoso.