Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un billete de 20 euros / EFE

Prisión para dos miembros de una banda criminal por falsificación de dinero

Los Mossos d'Esquadra detienen a cinco miembros de un clan familiar que imprimían euros en sus domicilios de Badalona

3 min

Dos miembros de una banda criminal dedicada a la falsificación de billetes ingresan en prisión, después de que los Mossos d’Esquadra desarticularan la organización, tras localizar sus tres laboratorios en Badalona.

La policía autonómica ha detenido a cinco personas, tres mujeres y dos hombres, miembros de un mismo clan familiar con edades comprendidas entre los 37 años y 47 años, de nacionalidad española y vecinos de la ciudad. Todos ellos están acusados de un delito de falsificación y tráfico de drogas.

Impresión de billetes

La investigación se inició en 2018, cuando agentes de la unidad central de falsificación de la moneda detectaron un aumento de denuncias en el área metropolitana de Barcelona, en especial de billetes de 10 euros y 20 euros. Los Mossos descubrieron la relación con otro caso de falsificación de moneda de 2015. El Banco de España mostró su preocupación al respecto.

El trabajo de la policía catalana permitió finalmente localizar a los presuntos responsables de los hechos y los laboratorios donde imprimían los billetes, en tres viviendas del barrio de Sant Roc de Badalona, lo que dificultó la investigación. En el momento de la intervención policial los laboratorios desarticulados disponían de billetes falsificados y en proceso de falsificación. En la operación se intervinieron, entre otros utensilios, tres impresoras de inyección y escáneres, varios cartuchos de tinta, una cortadora de papel, un ordenador y numerosos billetes falsificados de 10 y 20 euros. Asimismo, en uno de los pisos encontraron una plantación interior de marihuana con un total de 326 plantas y todo el material eléctrico para su cultivo.

'Goteo'

Los acusados introducían el dinero falso en el mercado a través del conocido como método del goteo. Los delincuentes realizaban compras menores, de poco valor, sobre todo en pequeños comercios.

Los detenidos pasaron a disposición judicial y el juez decretó el ingreso en prisión para dos de los detenidos y la libertad con cargos para los otros tres.