Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Leonardo Michael Flores Ozuna, alias 'Monkey Black ', el rapero asesinado en 2014 en Badalona / YOUTUBE

Doce años de prisión para el asesino del rapero 'Monkey Black'

El ahora condenado acuchilló a la víctima en 2014 y, tras darse a la fuga, se entregó en una comisaría de Castellón, donde confesó el crimen

3 min

La Audiencia de Barcelona ha condenado a 12 años y siete meses de prisión a Elías F. B. por el asesinato del rapero Leonardo Michael Flores Ozuna, alias Monkey Black, a la salida del bar Aparkao, en la esquina de la calle Onze de Setembre con Simancas, de Badalona, en abril de 2014.

El condenado también deberá indemnizar a la viuda de la víctima con 6.000 euros. El suceso se produjo sobre las nueve de la noche del día 30 de abril del 2014, cuando el ahora condenado asestó una puñalada a Flores, de 27 años, "con la intención de acabar con su vida o siendo consciente del riesgo de que ello se produjera", reza el fallo. Otro individuo, V. B. A., sujetó e inmovilizó a la víctima contra un coche. 

Cuchilladas por la espalda

Aunque el rapero consiguió zafarse de su agresor, Elías le siguió y le propinó más puñaladas por la espalda. Malherido, Flores se desplomó a 150 metros del bar, y falleció por un choque hipovolémico hemorrágico con afectación cardiaca y pulmonar, causado por las cuchilladas que había recibido.

Ubicación del desaparecido bar Aparkao, en Badalona / GOOGLE STREET VIEW

La sentencia recoge que la víctima no tuvo posibilidad de defenderse porque estaba desarmada y parcialmente inmovilizada frente "a un ataque súbito por parte de agresores, superiores en número y fuerzas". Tras el crimen, el acusado se dio a la fuga, hasta que en febrero de 2019 se entregó en una comisaría de Castellón y fue detenido. 

Confesión

Cuando pasó a disposición judicial, Elías F. B. reconoció los hechos, por ello el tribunal del jurado le condena por un delito de asesinato con atenuantes de reparación del daño y confesión.

Desde su detención, el asesino confeso se encontraba en prisión preventiva en Brians 1. Antes de arrancar el juicio, a principios de julio, llegó a un principio de acuerdo con el ministerio público para aceptar la pena de 12 años y siete meses de prisión.