Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ana Mari, en el Vall d'Hebron, víctima del ataque con ácido de su expareja / CG

Prisión por arrojar ácido a una mujer y su hija en Sant Feliu

El hombre, de 45 años, había amenazado a su expareja con quemarla viva si no volvía con él

3 min

Prisión provisional para el hombre de 45 años que arrojó ácido --sosa cáustica-- sobre una mujer y la hija de esta, de cinco. Así lo ha acordado un juzgado de Sant Feliu de Guíxols, donde tuvo lugar el ataque, este lunes a mediodía. La víctima, Ana Mari, salió de casa para encararse con el individuo, con quien había mantenido una relación sentimental que finalizó en mayo. Desde entonces, este frecuentaba los alrededores del domicilio de la agredida, e incluso arrojaba piedras contra su balcón. 

Harta de aguantar sus amenazas, la progenitora bajó a la calle con una de sus hijas, pero el hombre portaba una botella con una sustancia corrosiva que arrojó sobre las dos. Ambas se encuentran ingresadas en el Hospital Vall d'Hebron con quemaduras en el rostro, por las que la mujer ha perdido la visión de un ojo. 

Daño "accidental"

Fue este miércoles cuando los Mossos d'Esquadra arrestaron al agresor, de nacionalidad marroquí, por dos delitos de lesiones, maltrato en el ámbito del hogar y amenazas. En su declaración ante la magistrada este jueves, la víctima ha explicado que el día del ataque, el detenido se presentó ante su casa en varias ocasiones. Primero por la mañana, cuando tiró piedras por la ventana, y una segunda vez a mediodía, cuando el hombre la agarró del pelo, y fue cuando le tiró la botella con ácido. 

Por su parte, el acusado ha argumentado que las lesiones "se produjeron de manera accidental, y que en ningún caso quería hacer daño" a la víctima. Tras ello, huyó del lugar de los hechos, por temor a ser detenido. La magistrada ha descartado la versión del hombre ya que considera, de haberse tratado de un suceso fortuito, ambos habrían resultado heridos, mientras que solo las víctimas tienen abrasiones en el cabeza y rostro. Además de no haber auxiliado a madre e hija y huir del lugar. 

Denuncia al marido de la víctima

Ellos mismos han confirmado que mantenían una relación desde enero de 2020, aunque ella está casada con el padre de sus dos hijas. De hecho, el ahora acusado presentó una denuncia contra el marido de la víctima el pasado mayo por un intento de atropello

Ese mismo día, ella interpuso otra queja formal contra su amante por coacciones, y el juez derivó el caso al juzgado que ahora lleva el caso, el 3 de Sant Feliu, especializado en violencia contra la mujer. ​

Destacadas en Vida