Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la familia de los niños trasplantados con el riñón de un donante / SJD

Realizan el primer trasplante de riñón de un mismo donante a dos hermanos gemelos en España

Con solo 11 años, los riñones de ambos niños presentaban un funcionamiento del 10%

3 min

Un equipo de médicos y cirujanos del Hospital Sant Joan de Déu y del Hospital Clínic de Barcelona han realizado con éxito el trasplante de riñón de un mismo donante a dos hermanos gemelos idénticos. Se trata de la primera intervención de estas características que se lleva a cabo en España.

Los pacientes nacieron con una trastorno hereditario que provoca el desarrollo de quistes dentro de los riñones y causa una pérdida lenta y progresiva de la función renal. Aunque en un primer momento los profesionales barajaron la opción de implantarles un riñón de donante vivo de su entorno familiar, finalmente optaron por un donante fallecido, ya que no lograron encontrar dos riñones compatibles.

Diléma ético

El equipo médico del Servicio de Nefrología del Hospital Sant Joan de Déu, liderado por Álvaro Madrid y Marta Jiménez, planteó la opción del trasplante renal a la familia de los gemelos en marzo de 2022. Con solo 11 años, los riñones de ambos niños presentaban un funcionamiento de tan solo el 10%.

"Al realizar las pruebas de estudio para ser donantes, vimos que la madre sí podría ser donante, pero no el padre y el resto de familiares no eran compatibles. Esta situación nos planteaba un gran dilema ético; no podíamos trasplantar sólo a uno de los dos niños cuando se encontraban en una situación clínica idéntica. No había ningún criterio objetivo que nos indicara que uno requería el trasplante de manera más urgente que el otro”, explica Madrid.

Lista de espera

Tras descartar la opción de donación en vida, el equipo médico optó por un donante fallecido e inscribieron a los gemelos en la lista de espera de la Organización Catalana de Trasplantes (OCATT). Ambos pudieron trasplantarse simultáneamente poco después gracias a la generosidad de una familia y a la organización de todo el operativo.

Pocas horas después, los hermanos entraron en quirófano para recibir su nuevo riñón. Los niños han permanecido ingresados juntos en todo momento. Y aunque superaron algunas complicaciones, han evolucionado de manera favorable. Ahora solo requieren control ambulatorio.