Menú Buscar
El 'conseller' de Salud, Toni Comín, con el traslado de trabajadores de la Clínica del Vallès al Parc Taulí y al CST.

El primer desalojo de Comín

CatSalut no ha renovado su contrato con la Clínica del Vallès, de la que se trasladan 32 trabajadores a otros hospitales

4 min

El plan de Comín ha empezado a materializarse. La Clínica del Vallès (Sabadell) ha sido este martes el primer recinto sanitario con ánimo de lucro en salir de la red pública catalana. Esto conlleva un traslado de trabajadores y pacientes de este hospital a centros gestionados por el Estado. El Servicio Catalán de Sanidad (CatSalut) anunció en febrero que no renovaría el contrato con esta clínica, vigente desde 2010.

La fecha de finalización era el 15 de agosto. El consejero de Salud, Toni Comín, no atendió a las demandas de los profesionales sanitarios, que pedían una transición gradual, y el cambio se ha producido de un día para otro. El hospital Parc Taulí de Sabadell (Barcelona) asume el 66,6% de la actividad, mientras que el Consorcio Sanitario de Terrassa (Barcelona) absorberá el 33,3% restante, según informa el departamento de Salud.    

32 trabajadores

La Generalitat insistió desde el primer momento en que ningún puesto de trabajo sería destruido. Pero sí se han producido traslados. La cifra que se barajó en un principio era de 65 empleados, aunque al final los afectados han sido 32. Según fuentes de la Clínica del Vallès, los trabajadores que no están de vacaciones ya se han incorporado este martes al Taulí, aunque “necesitan un tiempo de adaptación”.

Las condiciones laborales no son las mismas. Los horarios y el salario cambian, aunque fuentes cercanas a la Clínica del Vallès aseguran que los profesionales sanitarios afectados “salen ganando” con el cambio. Los convenios que se les aplican son distintos: trabajarán menos horas y el sueldo será más alto.

En un principio, el número final de traslados se había establecido en 34. Aun así, dos de los trabajadores decidieron a última hora no aceptarlo y renunciar al trabajo por “motivos personales”.  

Listas de espera

Aunque el primer día ha transcurrido sin problemas, la llegada de septiembre pondrá a prueba la capacidad del Taulí y del Consorcio Sanitario de Terrassa. “Como el agosto es muy tranquilo, de momento no se notará, pero no creemos que el Taulí pueda asumir toda la actividad que habían derivado aquí”, consideran desde la Clínica del Vallès.

El objetivo inicial por el que se firmó el contrato para derivar pacientes y actividad desde hospitales públicos a la Clínica del Vallès fue reducir las listas de espera. Ahora, aseguran que los recursos (personal, instalaciones, etc) del Taulí son los mismos que antes. Con ellos tendrá que asumir los nuevos pacientes, trabajadores y actividad.

El primero de tres

Este ha sido el primero de los hospitales con afán de lucro en salir de la red pública catalana, el plan de desprivatización de Comín, pero todavía quedan dos. El Hospital General de Catalunya termina su contrato con el CatSalut a finales de año. Pero la prueba para el consejero será el tercer centro, el Sagrat Cor de Barcelona.

La situación es diferente en este caso. El convenio estará vigente hasta 2021, terminada la legislatura. Además, este hospital no solo da apoyo a la sanidad pública, sino que ofrece asistencia sanitaria ordinaria.