Menú Buscar
Calculando antes de solicitar una financiación

Préstamos de capital privado, para cuando el banco no te concede financiación

Existen alternativa a la banca tradicional para conseguir una línea de crédito en caso de necesidad

8 min

Tras la crisis económica, la banca no concede financiación a los particulares y empresas con tanta facilidad debido a que se dieron cuenta del riesgo que suponía financiar a los perfiles de alto riesgo. Esto puede provocar que muchas personas y negociones no puedan acceder al dinero que necesitan porque la banca no les concede la línea de crédito que necesitan.

Si esta es tu situación, puedes valorar la opción de solicitar préstamos de capital privado. Cada vez están más de moda, si buscas y comparas un poco podrás conseguir una línea de crédito realmente competitiva.

¿Qué son los préstamos de capital privado?

Se puede decir que son los préstamos concedidos fuera del rango de las entidades bancarias. Cualquier persona o empresa pueden ofrecer préstamos de capital privado a un cliente, siempre y cuando se respete la normativa y la operación se haga de manera legalizada y por escrito para evitar problemas en el futuro.

Los préstamos de capital privado son una gran opción de financiación para las personas o empresas que, tras presentar una solicitud a las diferentes entidades bancarias, han visto como siempre su solicitud ha sido denegada por diferentes motivos.

¿Por qué solicitar un préstamo de capital privado?

Hay que tener en cuenta que este tipo de financiación se puede solicitar casi para cualquier cosa. Eso sí, normalmente el prestamista siempre suele pedir información de cuál será el fin del dinero para tener la garantía de que realmente se va a usar para una cosa útil. Recuerda, no es que el prestamista tenga curiosidad, sino que el objetivo de esa información siempre es la de obtener más seguridad en la operación.

A la hora de firmar un préstamo de capital privado no hay una serie de condiciones fijas, sino que se fijan dependiendo de las necesidades de cada persona. Esto quiere decir que el cliente tiene que leer bien las claúsulas para tener la certeza de que la financiación realmente se adapta a sus necesidades y, en consecuencia, el interés no es demasiado elevado. Por otra parte, lo más común suele ser que el prestamista exija algún tipo de aval, del que tirar en caso de impago. Recuerda, el prestamista no está para perder dinero, de aquí que el aval suele ser necesario.

Es importante que a la hora de solicitar este tipo de préstamo siempre se tenga claro cuál será el fin del dinero, el importe que se quiere solicitar y el importe máximo mensual que estamos dispuestos a pagar. Si tenemos las ideas claras, el prestamista verá que estamos seguros y en consecuencia será más fácil que nos conceda la financiación.

Para que te hagas a la idea, este tipo de préstamos pueden solicitarse para diferentes fines como pagar deudas puntuales, como un recibo, hacer frente a gastos imprevistos o incluso para adquirir un bien en propiedad que tiene un valor elevado, como puede ser un inmueble. Dependiendo del importe que necesitemos tendremos que buscar un tipo de financiación u otra. Pero recuerda, un préstamo con capital privado es igual de válido que uno ofrecido por una entidad bancaria.

Ventajas de los préstamos de capital privado

Los préstamos de capital privado cuentan con beneficios, siempre y cuando solicitemos la financiación a una empresa seria que nos garantice que todo será legal y no nos meta letra pequeña que nos pueda poner en dificultades.

Para solicitar financiación puedes acudir a CapitalPrivadoMB.com, empresa de préstamos de capital privado que concede financiación con unas condiciones muy ventajosas. Repasamos los beneficios que podemos obtener, y que hace que sus clientes repitan cuando necesitan nuevos préstamos.

Uno de los puntos fuertes de la empresa es que ofrece financiación rápida, esto quiere decir que no te tendrá días parado sin saber si el dinero te ha sido concedido o no. Es más, una vez que da luz verde, el dinero lo ingresa rápidamente, por lo que los tiempos de espera se reducen mucho, de aquí la recomendación de los servicios de CapitalPrivadoMB.

Otro de los puntos fuertes de esta empresa es que permite elegir el notario a través del cual firmar el préstamo. Esto da más confianza, ya que te explicará todo bien, y en caso de letra pequeña me avisaría para que la pudiese tener en cuenta. Todo esto da seguridad de que es una empresa seria y que no tendrás jamás problemas.

La solicitud es realmente sencilla y se puede realizar a cualquier hora a través de internet. Esto ayuda a que los trámites sean más ágiles. 0frece dinero incluso estando en ASNEF. Muchos clientes solicitan financiación estando en ese listado de morosidad sin que eso suponga ningún problema a la hora de conseguir el dinero. Igual ocurre con las empresas que están registradas en RAI.

Período de devolución

Dependiendo del importe de dinero que solicitemos, podemos elegir entre un plazo de devolución mayor o menor. Lo importante es que se puede elegir hasta 20 años, es decir, tenemos tiempo más que suficiente como para devolver el dinero en cómodas mensualidades. La cuota mensual nunca debe ser demasiado elevada para evitar endeudarse demasiado. Tenlo en cuenta a la hora de elegir un número de mensualidades u otras.

La empresa ofrece intereses muy competitivos, todos ellos basados en el interés medio del mercado. Dependerá del importe de dinero y el tiempo de devolución, pero el TAE final es muy competitivo. Por supuesto, antes de firmar el préstamo podrás leer las condiciones y darte cuenta de que realmente se adapta a lo que estás buscando.

Como puedes ver, estamos ante una empresa fiable y que te permitirá conseguir el dinero que estás buscando. En cualquier caso, siempre puedes elegir otras empresas de préstamos de capital privado. Recuerda comparar para disfrutar de las mejores condiciones.

--

Contenido Patrocinado