Menú Buscar
Un trabajador de Parques y Jardines de Barcelona trabaja en la poda de árboles / CG

Presos catalanes harán los trabajos de conservación de las inmediaciones de Collserola

Se trata de un convenio entre el Ayuntamiento de Barcelona y el Centro de Iniciativas para la Reinserción (CIRE), compañía de la Generalitat de Catalunya

18.04.2017 00:00 h.
3 min

Barcelona quiere potenciar el conocimiento del patrimonio de la sierra de Collserola. Para ello, el Gobierno municipal ha anunciado una serie de medidas, como editar un libro de fotografías nocturnas titulado Estrellas y ermitas de Collserola, además de una nueva edición del mapa del parque natural.

El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado este lunes que lo hará con parte de los ingresos que obtiene de la tasa turística --destinará 213.192 euros-- y que se redactará, además, un anteproyecto para mejorar los accesos al parque desde la capital catalana. Una iniciativa que prevé nuevas señalizaciones de entrada y la adecuación de los caminos y entradas a la zona natural.

Espacios forestales

Es, precisamente, en las inmediaciones del Parc Natural de Collserola donde un grupo de presos catalanes realizarán los trabajos de conservación, mejora y protección de los espacios forestales de la zona.

El consistorio, a través del Instituto Municipal de Parques y Jardines, ha publicado en el Butlletí Oficial de la Província de Barcelona (BOPB) el encargo realizado al Centro de Iniciativas para la Reinserción (CIRE), empresa pública de la Generalitat de Catalunya que trabaja para dar una segunda oportunidad a los internos a través de formación en oficios y trabajo productivo.

Poda y tala de árboles

Un proyecto para el que el equipo de Gobierno de Ada Colau ha destinado un total de 142.170,40 euros. La mayoría de la partida –119.212,5 euros– se utilizará para los trabajos de desbroce en espacios de mantenimiento, así como de nueva actuación, que ocupan 75 hectáreas del terreno.

El resto del presupuesto se divide en trabajos de poda y tala de los árboles. Los reos tendrán que podar 17 ejemplares y talar otros 73, para lo que el ayuntamiento destina 1.953 y 21.004,55 euros, respectivamente.

El acuerdo, que no contrato, entre Parques y Jardines de Barcelona y el CIRE prevé iniciarse en los próximos días y finalizará el 31 de diciembre de 2017. Un encargo que podrá prorrogarse por la vigencia del actual, por un periodo de tiempo no superior a esta duración inicial.