Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Prisión de Brians 2, cuyos funcionarios protestan por las agresiones / EUROPA PRESS

Un preso noquea a un funcionario y amenaza con prender fuego en Brians 2

El trabajador ha tenido que ser trasladado inconsciente en helicóptero a Bellvitge, según ha denunciado UGT Presons, que anuncia medidas legales contra la Consejería de Justicia

4 min

Nuevo incidente en las cárceles catalanas. UGT Presons, sindicato mayoritario en este sector, ha denunciado que un funcionario del centro penitenciario de Brians 2 (Sent Esteve Sesrovires) "ha sufrido una brutal agresión que le ha ocasionado la pérdida de la conciencia y que ha provocado su evacuación urgente en helicóptero medicalizado en el Hospital de Bellvitge". Además, el interno agresor ha rociado de otros funcionarios con hielo hidroalcohólico y les ha amenazado con prenderles fuego.

El sindicato CSIF también ha difundido un duro comunicado en que afirma que "la laxitud de las normas y la perdida de autoridad de nuestro colectivo comportan este tipo de riesgos, lo
malo es que los directamente afectados tengamos que ser los que estamos al pie del cañón y no los que desde sus despachos firman según que tipo de normativas que atentan contra lo más esencial de nuestra profesión, la seguridad".

Ciuró, en el punto de mira

"[UGT] señala a los responsables penitenciarios y a la consejera de Justicia (Lourdes Ciuró) como titular del departamento como los únicos culpables de los últimos episodios gravísimos de agresiones que estamos sufriendo los profesionales penitenciarios".

En este sentido, critica "la inactividad que está demostrando el departamento de Justicia a tomar decisiones que nos permitan recuperar la autoridad que teníamos es una muestra de desprecio hacia los profesionales penitenciarios y nos está llevando a un momento de inseguridad que pone en riesgo nuestras vidas.

"Palabras vacías"

UGT Presons, harto de "las palabras vacías de la Consejera de Justicia anunciando medidas de protección de los profesionales penitenciarios son humo, exige un cambio inmediato en la política regimental actual, con la derogación de la circular 2/2021, auténtica lacra que está lastrando nuestro trabajo, así como un incremento de personal equivalente a los 500 profesionales que hemos perdido a lo largo de los últimos años".

"Exigimos a la consejera de Justicia que actúe de inmediato y tome decisiones con urgencia puesto que no hacerlo podría llevarnos a vivir una situación terrible de la que sería responsable por omisión, y le invitamos a ponerse un uniforme de trabajador/a penitenciario/a y realizar un servicio completo en cualquier módulo de cualquier centro penitenciario de Cataluña. A ver cuánto tiempo aguanta".

Críticas contra el Síndic

El Defensor del Pueblo catalán, Rafael Ribó, también recibe quejas de CSIF: "Queremos señalar como culpables a todas las instituciones que durante estos años no han movido un dedo por nosotros, que no han mostrado ninguna empatía hacia nuestra labor y nuestra profesionalidad. Queremos remarcar a la institución del Sindic de Greuges y al anciano que ostenta el cargo". Además, la organización enumera hasta 26 entidades que a su juicio "alientan la violencia intrainstitucional contra nuestro colectivo" y se han posicionado contra la consideración del colectivo de funcionarios de prisiones como agentes de la autoridad.

UGT concluye que "la pasividad de la consejera de Justicia y de los responsables penitenciarios" ante las denuncias que llevamos meses haciendo es constitutiva de algún ilícito penal y se podrían derivar responsabilidades y este motivo anunciamos que pondremos en manos de nuestros servicios jurídicos las acciones que se consideren oportunas".