Menú Buscar
presbicia

La presbicia, las cataratas y el glaucoma: tres enfermedades oculares muy comunes

Se trata de enfermedades oculares relacionadas con la edad y el envejecimiento

7 min

Hay diversas enfermedades oculares que pueden afectar de forma muy significativa la calidad de vida de las personas que las padecen. Algunas de estas patologías oculares, como son los casos de la presbicia, las cataratas y el glaucoma, están relacionadas con la edad y los efectos del envejecimiento. Pero, ¿en qué consisten precisamente estos trastornos de la vista?

Las tres son enfermedades que en realidad no son un problema menor para ningún paciente. No en vano, la clínica oftalmológica Madrid de Novovisión, con más de 20 años de experiencia, es un centro especializado que las trata con bastante frecuencia. Esta clínica es especialista, además, en cirugía refractiva, oftalmología infantil, oculoplastia y contactología entre otras especialidades.

La presbicia

La presbicia, también conocida como vista cansada, se define como la pérdida de la capacidad normal para enfocar los objetos de cerca. Sus primeros síntomas comienzan a notarse a partir de los 40 años, especialmente en aquellas personas que tienen problemas para leer la letra pequeña con claridad. Es el momento en el que se necesita sostener un libro o una revista a una distancia equivalente a los brazos extendidos para poder enfocar correctamente.

La presbicia es un trastorno ocular causado fundamentalmente por la edad. En realidad, se cree que proviene de un engrosamiento y la pérdida de flexibilidad graduales del cristalino que está en el interior del ojo. Los tejidos del propio cristalino se endurecen y pierden elasticidad con el tiempo. Cuanto menor elasticidad, más difícil será el enfoque del ojo de cerca.

En la clínica oftalmológica Novovisión poseen una gran experiencia en el tratamiento y la corrección de la presbicia mediante la utilización, desde 1994, de una lente intraocular. Pero también utilizan la técnica de láser de visión combinada, una intervención que permite realizar las actividades cotidianas del día a día sin gafas.

Las cataratas

La catarata es una opacidad progresiva del cristalino, la lente que se encuentra dentro del ojo y que se encarga de enfocar las imágenes en nuestra retina. Cuando esta opacidad se hace importante, el paciente comienza a notar que su visión es borrosa y aprecia como una especie de niebla permanente que en muchas ocasiones dificulta la realización de las tareas diarias.

Las cataratas generan pérdida de visión de manera progresiva. Un trastorno que suele crecer lentamente y cuya rapidez de evolución es poco predecible. No en vano, hay pacientes que requieren ya de cirugía en apenas unos meses, mientras que otros pueden estar conviviendo durante años con una leve catarata que no afecte aún en gran medida a su vista.

La clínica oftalmológica Novovisión de Madrid fue pionera en España en operar de cataratas a partir de la técnica de Facoemulsificación sin necesidad de inyectar anestesia. Esta tecnología, muy avanzada desde entonces y realizada por un profesional de prestigio del equipo médico de la clínica, permite el control intraoperatorio en tiempo real de la presión intraocular. Una técnica que, por otra parte, se lleva a cabo mediante una micro incisión. El terminal del facoemulsificador vibra con frecuencia ultrasónica y permite la emulsificación y la aspiración de la catarata. El cristalino aspirado es sustituido por una lente intraocular para conseguir así la corrección óptica del ojo más perfecta.

El glaucoma

El glaucoma es una enfermedad ocular en la que se pierde progresivamente el campo visual. Esta pérdida se deriva a consecuencia de un aumento patológico de la tensión intraocular por falta de drenaje del humor acuoso, un líquido transparente que permite que el globo ocular mantenga su forma. Si el conducto por el que se drena el humor acuoso se obstruye, el líquido no podrá salir, por lo que aumenta la presión en el interior del ojo, dañando así poco a poco las fibras del nervio óptico.

En un principio, el glaucoma no presenta síntomas de dolor. Ni tan siquiera se aprecia enrojecimiento o inflamación ocular ni pérdida de visión alguna. Pero conforme avanza la enfermedad, el paciente va perdiendo visión periférica. Esto quiere decir que seguirá viendo bien de frente, pero su visión lateral se irá desgastando. La clínica Novovisión dispone  de una Unidad de Glaucoma con el objetivo de prevenir, diagnosticar y tratar las enfermedades que puedan afectar al nervio óptico y a la retina. Trastornos que, en definitiva, pueden llegar a generar importantes problemas de visión e incluso ceguera.

Novovisión cuenta además con la avanzada tecnología Spectralis, que está considerada 7 veces más precisa que el resto de sistemas de detección del glaucoma. Solo hay que recordar que el glaucoma es una de las principales causas de ceguera en España, por lo que los expertos hacen especial hincapié en su prevención lo antes posible. En definitiva, estas tres enfermedades oculares están entre las más comunes entre los españoles. Poner nuestros ojos en un centro especializado como la Clínica oftalmológica Novovisión de Madrid es una de las soluciones a tener muy en cuenta para cuidar la salud de nuestra vista.

--

Contenido Patrocinado