Menú Buscar
Algunas farmacias se han especializado desde hace años en productos homeopáticos

Los preparados homeopáticos llevan 24 años con descontrol administrativo y en un limbo legal

El Ministerio de Sanidad desconoce cuántos son, pero calcula que podrían haber dejado de pagar unos 44 millones en tasas

3 min

El desmadre administrativo que rige en torno a los preparados homeopáticos desde 1994 ha sido tal que el Gobierno, pese a que los ha legalizado, no sabe cuántos hay en el mercado. Depende de la forma de contarlos.

Aquel año se presentaron 19.134 productos, pero se incluían todas las diluciones. Las cepas madres o familias sumaban alrededor de 6.000. En cualquier caso, deberían haber abonado entre autorizaciones, tasas anuales y renovaciones quincenales unos 44 millones de euros, según abogados especialistas en la materia.

No más de 1.500 cepas

El Ministerio de Sanidad calcula que en el futuro mercado solo se registrarán unas 1.500 cepas distintas, que suponen unos 6.000 productos finales. Deberán pagar solo entre 45.450 y 136.350 euros.

La mayoría de los que se acogerán a la orden en los próximos tres meses irán al apartado de los preparados que no incluyen indicaciones terapéuticas, puesto que para incorporarlas deberían demostrar que sirven para curar una dolencia, algo que jamás ha logrado ninguno, según Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP).

Presión de Ciudadanos

¿Por qué tan de repente la regularización? Ciudadanos, socio cada día más rebelde del Ejecutivo, presentó recientemente una proposición no de ley (PNL) impulsada por Francisco Igea, en la que reclamaba que se obligue a los médicos a denunciar a los pseudoterapeutas que están poniendo en riesgo la salud de sus pacientes. Incluye desde curanderos a homeópatas.

Desde entonces, varios colectivos profesionales de estas terapias puestas en entredicho se han apresurado a tratar de convencer a los grupos parlamentarios de dejar las cosas como están. Y que se puedan seguir vendiendo en farmacia como medicamentos, además de en parafamarcias.

“El partido que logre sacar la homeopatía de las boticas se apuntará un tanto. Es una pseudoterapia que se opone a toda razón científica”, asegura el politólogo Luis Moreno.  

Creencia popular errónea

Un reciente estudio de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt) y una encuesta del CIS, dependientes del Gobierno, muestran que, a pesar de las advertencias médicas y del propio ministerio sobre su ineficacia, la mitad de los españoles piensan que los productos homeopáticos funcionan, y uno de cada cuatro opina que mucho o bastante.

José Ignacio Fernández Vera, el director general de la Fecyt, asegura que "la pseudociencia es un peligro" y que los poderes públicos deberían hacer algo para tratar de sacar a los ciudadanos de este error. "Tenemos que ser mucho más estrictos con este tipo de cosas".