Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ciudadanos pasean por la calle con mascarilla, una imagen que ya contemplaba un reportaje de la revista Muy Interesante en 2014 / EP

La premonitoria portada de ‘Muy Interesante’ en 2014 sobre pandemias

La publicación habló ya hace casi siete años de virus extremadamente contagiosos y sus consecuencias, con una portada ilustrada con un niño que llevaba una mascarilla

2 min

La portada de la revista Muy Interesante correspondiente al número de febrero de 2014 se ha viralizado en los últimos meses a través de las redes sociales. Ya sólo su titular principal explica los motivos por sí solo: “La pandemia que viene”. En efecto, el reportaje estrella de aquella edición explicaba con pelos y señales la existencia de virus que podrían poner patas arriba el mundo entero… exactamente como ha ocurrido en 2020.

No menos impactante a día de hoy es la ilustración de la portada, en la que aparece la figura de un niño que lleva puesta una mascarilla, muy similar al modelo FFP2 que ahora se ha hecho tan popular y que se ve con mucha frecuencia por la calle pero que, por entonces, debió parecer a los lectores un producto de ciencia ficción.

Portada de Muy Interesante, febrero de 2014
Portada de Muy Interesante, febrero de 2014

El origen animal

Lo cierto es que el reportaje, de cuya publicación está a punto de cumplirse siete años, explica con notable fidelidad el comportamiento de este tipo de virus.

De hecho, trata sobre los coronavirus que se conocían por entonces e incluso aporta la información de que una gran parte de ellos tiene un origen animal (como se sospecha aún del SARS CoV-2).

"¿Estamos preparados?"

El artículo se refiere al brote nuevas enfermedades que podrían poner en peligro al mundo y, como tristemente se ha podido comprobar, no era en absoluto exagerado ni sensacionalista, aunque  buen seguro lo pareció a algunos lectores en su día.

También llama la atención el interrogante que plantea igualmente en la portada: “¿Estamos preparados?”. Quizá hace siete años, tal interrogante podría generar dudas e incluso internos debates. A partir de 2020, las unas se han despejado y los otros no tienen sentido ante el implacable peso de los hechos: no lo estábamos en absoluto.