Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Uno de los cachorros de perro intervenidos / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Precintan la tienda de animales de Nou Barris donde se hallaron cachorros muertos

El establecimiento vendía perros enfermos, tenía a dos hospitalizados, uno por coronavirus, y guardaba en un congelador 18 cadáveres

2 min

El Ayuntamiento de Barcelona ha precintado una tienda de animales en el distrito de Nou Barris porque, entre otras irregularidades, vendía animales enfermos y la Guardia Urbana encontró 18 cadáveres en el arcón congelador que no figuraban como muertos en el libro de registro del establecimiento. El el registro del establecimiento había un total de 30 cachorros de perro.

El consistorio ha informado este jueves del cierre del establecimiento Ladridos, después que una primera inspección la semana pasada detectara importantes incumplimientos y asegura que el precinto cautelar de las instalaciones ha sido el paso previo al cese de la actividad.

18 cadáveres congelados

El distrito de Nou Barris ha promovido, por la vía de urgencia, el expediente para el cese de la actividad por los incumplimientos detectados por la Guardia Urbana y el Departamento de Gestión y Protección de los Animales, a los que se suman nuevas denuncias de compradores de animales enfermos en esta tienda.

La primera inspección en la tienda la semana pasada permitió detectar animales enfermos a la venta y 18 cadáveres en el arcón congelador que no figuraban como muertos en el libro de registro del establecimiento. Además, había dos perros hospitalizados, uno de ellos diagnosticado de coronavirus.

La veterinaria, sin colegiar

La Guardia Urbana también abrió diligencias porque la veterinaria contratada por la tienda, de nacionalidad venezolana, no tiene el título profesional convalidado en España y no está colegiada. El distrito del Eixample tiene en marcha otro expediente para el cese de actividad de la tienda Bichitos por los mismos motivos.

En el caso del Eixample, las evidencias fueron encontradas por los servicios de Protección de los Animales y la Guardia Urbana en la inspección realizada el pasado mes de diciembre, interviniendo a 34 cachorros. El Ayuntamiento ha cerrado nueve tiendas desde 2013 por incumplimientos de la Ordenanza de Protección, Tenencia y Venta de animales y se han intervenido más de 900 cachorros