Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ada Colau (2i), alcaldesa de Barcelona, con Irene Montero (2d), ministra de Igualdad; la edil Lucía Martín (i) y el concejal Rafael Mayoral (d) / CG

El PP pide explicaciones al gobierno de Colau por la querella por connivencia con okupas

Los populares formaliza la solicitud de comparecencia por la denuncia judicial que acusa al Ayuntamiento de Barcelona de proteger a allanadores

3 min

El PP de Barcelona ha formalizado hoy lunes, 16 de noviembre, la petición de comparecencia del gobierno municipal de Ada Colau por una querella penal por presunta connivencia con okupas. Los populares han entrado una solicitud para que un miembro del Ejecutivo local dé explicaciones en la Comisión de Derechos Sociales, Cultura y Deporte.

El escrito, interpuesto por el grupo municipal que comanda el concejal Óscar Ramírez, pide que un miembro del bipartito municipal "dé cuenta" de la querella interpuesta contra el Ayuntamiento de Barcelona "por razón de ocupación de viviendas en el edificio situado en el número 38 de la calle Lleida" de Barcelona.

Denuncia penal de la inmobiliaria Vauras

Se refiere el PP de Barcelona a una denuncia judicial avanzada por E-noticies en la cual la inmobiliaria Vauras Investment acusa al gobierno local de cometer hasta ocho ilícitos penales para proteger y arropar a los allanadores del llamado Bloc Llavors, un inmueble sito en el barrio de Poble-Sec cuyos pisos fueron okupados en 2017.

La firma inmobiliaria alega en su acción judicial que la administración local torpedeó los intentos de desahucio, que fueron cuatro en total. El escrito ha sido admitido a trámite y el juez está recabando información.

Siguen okupados

Mientras el magistrado trabaja, lo factual es que de los ocho pisos que fueron okupados en 2017, dos de ellos continúan tomados a la fuerza. Tras cuatro desahucios a los que llegó a acudir la Brigada Móvil de los Mossos d'Esquadra, los intrusos han conseguido permanecer en algunos de los apartamentos por errores administrativos.

El caso ha generado una auténtica tormenta política, pues el gobierno de Ada Colau arropó a los okupas con el argumento de que eran familias vulnerables. Por contra, algunos vecinos desmienten esta versión y hablan de "personas con empleo estable y un tren de vida normal e incluso superior" al de los ciudadanos de pie.

Destacadas en Crónica Vida