Menú Buscar
Imagen de una de las magníficas 'possessions' del interior de la isla de Mallorca

Las 'possessions' mallorquinas, también al alcance de los humanos

Algunos de los propietarios de estos palacios rurales, del estilo de donde se rodó 'Bearn' o del que tuvo Michael Douglas, se han asociado en Itinerem para alquilarlos

17.02.2019 00:00 h.
10 min

Llorenç Villalonga inmortalizó en su Bearn o la casa de las muñecas un mundo de la Mallorca aristocrática en decandencia que vivía encerrado en un palacio rural. Su contemporáneo Giuseppe Tomasi di Lampedussa escribió El gatopardo en la misma época y relataba también el fin de un mundo de terratenientes y señores feudales y el nacimiento del Nuevo Régimen en el Mediterráneo occcidental, concretamente en Sicilia.

Ambas novelas, de las mejores del siglo XX en España e Italia, centran su acción en los recintos palaciegos donde habitan sus personajes. En el caso siciliano, en dos enormes casas, una cercana a Palermo y otra, la de verano, en una localidad inventada por el autor en las colinas que miran a Siracusa. La vida del noble mallorquín, salvo los viajes al Vaticano y a París, transcurre en una possessió, que es como llaman en la isla a esas grandes fincas.

Hasta ahora, solo los ricos, extranjeros como Michael Douglas, o nativos, como el pintor Miquel Barceló, se podían permitir el lujo de disfrutar de una de esas maravillas. Las nuevas tecnologías han permitido que los propietarios de algunos de esos palacios puedan compartir el gasto que supone su mantenimiento con quienes quieran alojarse en ellos unos días.

Itinerem

Pues bien, eso es lo que ha sucedido con Itinerem. La plataforma ha sido ideada con la intención de promover el turismo cultural en el Mediterráneo, en singulares parajes de elevado valor histórico, social y artístico. De esta manera, se busca crear una ruta europea que esté equipada con una oferta turística rica y sostenible.

Todo comenzó cuando una de las cabezas visibles del proyecto, Maria Obrador, quiso sacar algo de rédito de Es Cabàs, una finca cuyo mantenimiento era un gasto de difícil gestión en un período largo e indefinido de tiempo. Entonces decidió tratar de comercializar la possessió, nombre en catalán similar a masía, solicitando una licencia de agroturismo. Quizá alguien tenga la suerte de alojarse en Son Creus, que es la possesió donde dicen los que saben que Jaime Chávarri, el director de la versión cinematográfica de Bearn, se rodó la película.

Imagen de archivo de la Fundación Itinerem / FUNDACIÓ ITINEREM

Imagen de archivo de la Fundación Itinerem de una possessió

¿Cómo encontrar lo descrito anteriormente? En Mallorca existen infinidad de terrenos, llamados possessions, unas 1.250 para ser más exactos. Se trata de fincas ancestrales de grandes dimensiones donde cada una tiene una historia propia. Itinerem se encarga de gestionar la venta o el alquiler de este tipo de propiedades, las cuales ofrecen distintas prestaciones dependiendo de la finca en cuestión.

Un mapa de 1784

A pesar de haber tantas quintas que podrían entrar en el rádar de Itinerem, no todas pueden cumplir con este particular requisito que se exige. Desde la plataforma entienden que la experiencia debe ser en casas rurales históricas, por lo que para ellos no son solo "casas sino que forman parte de la sangre".

Mapa de Mallorca 1784

Mapa de Mallorca dibujado por el cardenal Despuig en 1784 (Biblioteca digital de la Real Academia de la Historia)

Por todo ello, tan solo consideran incluir possessions que aparezcan en un mapa de la isla de Mallorca de 1784, trazado por el cardenal Antoni Despuig. Como se puede apreciar en la imagen cartográfica, el autor ya contemplaba las fincas, dibujadas en los laterales. "De esta manera nos aseguramos que la experiencia sea completa", subraya Diego Zaforteza, presidente de la Fundación Itinerem.

Actividades distintas dependiendo de la finca

En cada possesió hay disponibles diferentes actividades, acordes con lss características de cada una de ellas. Entre las posibles ocupaciones estarían: cata de vinos, rutas en barca, clases de cocina con productos cultivados y elaborados en la misma finca, paseos a pie o a caballo entre los olivos. El precio medio está en unos 140 euros por día para dos personas, un importe que según los propietarios de Itinerem consideran justo, dadas las prestaciones que ofrecen: "No todo es el dinero".

possessio3

Imagen de trabajadores de una possessió de finales del siglo XIX y principios del XX

En la actualidad, Itinerem cuenta con 16 casas rurales para gestionar, seis conseguidas en la última semana, y la plataforma no para de crecer. La nacionalidad de los clientes varía en función de la época del año, en su gran mayoría británicos, alemanes y nórdicos. No obstante, también reciben una parte importante de visitantes de España, así como de las propias Islas Baleares.

Web y fundación

El conglomerado está formado por la página web, que gestiona las reservas y es el principal soporte (itinerem.com), con Luis del Olmo como presidente, una persona dedicada en cuerpo y alma al turismo, con 20 años de experiencia en la cadena hotelera Meliá.

Además de la web está la Fundación Itinerem cuya labor ha hecho viable el despegue definitivo de la plataforma. De igual manera, la fundación promueve el turismo cultural para las grandes casas rurales del Mediterráneo, ergo el proyecto es más ambicioso, ya que no sólo se limita a Mallorca.

possessió

Imagen de trabajadores de una possessió a principios de siglo XX

Itinerario cultural europeo

De hecho, los planes de futuro de Itinerem, llevados a cabo por la Fundación, con Diego Zaforteza a la cabeza, pasan por conseguir la denominación de ruta cultural europea del Mediterráneo. La idea es convertir las possessions en algo parecido al camino de Santiago, y regularlo. “No todo es el camino de Santiago. Queremos vivir el Mediterráneo como una autopista bien conectada”, asegura Zaforteza.

El proceso para lograr el objetivo de que se integre a estas fincas pasa por el Consejo de Europa que es el que decidirá si se le otorga esa distinción. Antes de que se presente cualquier propuesta de estas dimensiones debe pasar un filtro español, el Ministerio de Cultura.

En colaboración con el ministerio

Dentro de las disciplinas de esta administración, Itinerem lleva algún tiempo en comunicaciones con Pilar Barraca, responsable de la Unidad de análisis de rutas culturales. La veterana dirigente, lleva 30 años ligada al mundo de la cultura, es también miembro del Comité que aprobará o no la petición y ha pedido una gran cantidad de documentación e información para optar a recibir esa distinción.

Imagen de archivo de la Fundación Itinerem / FUNDACIÓ ITINEREM

Imagen de archivo de la Fundación Itinerem de una possessió

En ese sentido, Diego Zaforteza, ha asegurado que Itinerem se encuentra “en el buen camino” y que trabaja codo con codo con la unidad dirigida por Barraca para asegurarse que, llegado el momento, como mínimo a dos años vista, se incluya a las fincas en el itinerario de casas rurales históricas del Mediterráneo.

Acuerdos con otros países

La plataforma ha firmado alianzas con otros territorios, ya que, la legislación europea en materia de rutas culturales exige acuerdos con cinco países. Localizaciones como Malta, Córcega, Sicilia y Rodas son algunos de esos lugares que ya habrían aceptado sumarse a la idea.

En definitiva, Itinerem es un proyecto ambicioso que va en clara línea ascendente. En los próximos años pretende expandirse hasta convertirse en una ruta cultural de incalculable valor histórico, clave para fortalecer un tipo de turismo que aspira a volver a ser primordial para el desarrollo de inciativas culturales europeas. Si el Camino de Santiago ha conseguido ser una referencia en Europa, ¿Por qué no debería serlo la Ruta de Itinerarios Culturales del Mediterráneo?

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información